Esta es una respuesta que Jorge G. Castañeda, coautor con Héctor Aguilar Camín del texto “Un futuro para México“,  elaboró frente a los casi 50 comentarios que se han recibido en nexos.com.mx en relación al texto publicado.

De los múltiples comentarios que hemos recibido en nexos.com.mx recojo algunas ideas comunes.

Primero, la mayoría de los lectores establecen, por fin y para bien, una clara diferencia entre agentes y contenidos: aquí no se trata de si Héctor Aguilar Camín y Jorge Castañeda le caen bien o mal a los lectores (como dice, uno, no somos moneditas de oro), sino si las tesis expuestas en el ensayo sirven para algo, contribuyen al debate, y si suscitan acuerdos, o réplicas.portada_noviembre2009

Segundo: veo una avidez de propuestas, y de textos propositivos, a diferencia de diagnósticos o criticas, por acertadas que sean. A muchos les parecen bien unos puntos del ensayo, otros no, pero la gran mayoría manifiestan su agrado de que se presenta un corpus de propuestas, con una logica interna, con una secuencia ordenada, con una complementaridad propia. Esto es alentador.

Tercero: debemos tomar nota de que el lector pone el dedo en una contradicción an alguna medida insalvable. Muchos reclaman, con toda razón, la ausencia de tal o cual tema, de una propuesta para tal o cual reto, de un análisis de tal o cual dilema. Al mismo tiempo, una propuesta, a diferencia de un análisis crítico, es por necesidad sintético, jerárquico, excluyente de los temas que los autores (estos u otros) consideran importantes, pero menos importantes que los que si incluyeron. No veo la manera de salvar este escollo.

Jorge G. Castañeda

> De los múltiples comentarios que hemos recibido en Nexos.com recojo
> algunas ideas comunes. Primero, la mayoría de los lectores establecen,
> por fin y para bien, una clara diferencia entre agentes y contenidos:
> aqui no se trata si Hector Aguilar Camin y Jorge Castañeda le caen bien
> o mal a los lectores (como dice, uno, no somos moneditas de oro), sino
> si las tesis expuestas en el ensayo sirven para algo, contribuyen al
> debate, y si suscitan acuerdos, o replicas.
> Segundo: veo una avidez de propuestas, y de textos propositivos, a
> diferencia de diagnósticos o criticas, por acertadas que sean. A muchos
> les parecen bien unos puntos del ensayo, otros no, pero la gran mayoría
> manifiestan su agrado de que se presenta un corpus de propuestas, con
> una logica interna, con una secuencia ordenada, con una complementaridad
> propia. Esto es alentador.
> Tercero: debemos tomar nota de que el lector pone el dedo en una
> contradiccion an alguna medida insalvable. Muchos reclaman, con toda
> razon, la ausencia de tal o cula tema, de una propuesta para tal o cula
> reto, de un análisis de tal o cual dilemma. Al mismo tiempo, una
> propuesta, a diferencia de un análisis crítico, es por necesidad
> sintético, jerarquico, excluyente de los temas que los autores (estos u
> otros) consideran importantes, pero menos importantes que los que si
> inlciuyeron. No veo la manera de salvar este escollo.

Te recomendamos: