julio 28, 2010

¿Qué es el altruismo?

altruismo

En su libro Freedom Evolves, Daniel C. Dennet plantea el siguiente dilema:

El altruismo genuino o puro, es una concepto difícil de capturar, un ideal que parece evaporarse justo cuando estás en una posición para alcanzarlo. No está claro que es lo que cuenta como altruismo genuino, y las paradojas lo rodean de cerca. Imaginemos un mundo en el que sólo hay un altruista y todos los demás son egoístas. El altruista y un tipo egoísta están en una isla desierta con un sólo barco de remos en el que sólo cabe una persona. ¿Qué debe hacer el altruista? ¿Debe ofrecerse para morir en la isla  desierta o es mejor -más altruista- que tome el  barco dejando al tipo egoísta para que se las arregle sólo para que él pueda ayudar al resto de los egoístas en tierra firme? Un altruista no se debe sacrificar de manera estúpida sin beneficio -eso simplemente es ser estúpido. ¿Qué tan astuto debe ser un altruista explotando a otros para lograr sus objetivos altruistas?

Te recomendamos:

2 comentarios a “¿Qué es el altruismo?”


  1. simon

    me parece que no hay que llevar las cosas a los extremos sobre todo aquellos voluntarios que hacen muchas cosas sin pedir nada se merecen otro trato


  2. Cep

    Interesante pregunta: ?Qué tan astuto puede ser un altruista explotando a otro para lograr sus objetivos altruistas? Primero hay que dejar en claro, que altruismo y egoismo no son características que se contraponen o se encuentran en dos cuerpos distintos. Las personas como las naciones son las dos cosas al mismo tiempo: altruistas y egoistas en tiempos alternados y hasta simultáneos.

    El ejemplo más claro del astuto altruista que explota para lograr sus objetivos altruistas lo vemos todos los dias en los periódicos, claro, entre líneas. Las naciones del primer mundo cuentan con ministerios para el desarrollo y apoyo a las naciones menos desarrolladas y pobres. Europa y USA designan millones y millones de Euros y dólares anualmente con destino altruista hacia el Tercer Mundo. Al mismo tiempo, sus políticas económicas de subvenciones a la agricultura y la imposición de aranceles a productos extranjeros, atentan directamente contra las economías menos desarrolladas. Aqui se da el altruismo y egoismo en forma paralela.

    Negocios y conciencia se dejan combinar muy bien con las relaciones públicas y la prensa adecuadas. Un ejemplo concreto de muchos, es el importe de tomates, pollo y ropa usada que Europa comercializa en África. Los productos europeos al ser subvencionados con ayuda estatal, pueden ser vendidos en África a precios mucho más bajos, que los tomates y los pollos producidos por los campesinos y productores africanos. Con ello, Europa golpea la producción africana, que ni siquiera puede sobrevivir con el consumo interno. La ropa usada que en realidad consiste en donaciones, compite al llegar a África con los productores de textiles locales. No solo se occidentaliza el look y se pierde la singularidad de las confecciones locales, sino que se eliminan fuentes de empleo. Esta política económica y global está orientada a mantener pobre y subdesarrollado a todo un continente. Con esas acciones aumenta día con día la masa de desempleados, muchos de los cuales se lanzan en botes abarrotados en el Mediterráneo y el Atlántico, buscando muejores oportunidades en Europa. Europa cierra sus muros hacia esta invasión del sur, pero por otro lado la fomenta. Sin embargo, el sentimiento altruista europeo, de particulares y de los Estados, se complace y consuela la conciencia y la moral con ayuda “humanitaria”. Que contradicción tan triste. Con ello se responde a la pregunta del altruista astuto y egoista.