Desde hace 5 años la División de Estudios Jurídicos del CIDE ha estado publicando la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional (aquí se puede descargar el informe completo 2010 y acá el resumen) en la cual realiza preguntas a ciudadanos y víctimas del delito en el Estado de México y en el Distrito Federal.

Del último informe, se desprenden varios datos interesantes. Algunos tienen que ver con los delitos reportados por hogar, otros con la percepción de inseguridad, y otros, tal vez los más importantes, la evaluación de la policía y el ministerio público en cada entidad.

Lo más sorprendente del informe de la encuesta, es que entre 2007 y 2009 hubo un incremento importante en los delitos en el Distrito Federal y en el Estado de México. La encuesta, explica el informe, no da datos certeros sobre el número de delitos, sino sobre la tendencia que hay de delitos por hogar. La gráfica I.1 lo que muestra es que en el 2009 casi 40% de los hogares en estas dos entidades fueron víctimas de algún delito, aunque el incremento de los delitos en el Estado de México durante 2009 fue mucho más importante que en el Distrito Federal.

En esta segunda gráfica, se muestra el tipo de delito cometido (se excluyen homicidios y otros). Los dos delitos que más crecieron son los delitos a personas en la calle y el robo de autopartes. Considerando que son delitos poco sofisticados, es decir se pueden llevar a cabo con relativamente poca información y riesgo, la explicación parcial que el mismo documento da -la crisis económica- no suena exagerada.

La seguridad en términos de lo que se vive día a día en la ciudad, tiene mucho que ver con la sensación que tiene la gente, y no sólo con los delitos mismos. La encuesta muestra algunos datos interesantes sobre la “sensación de seguridad” según distintas características sociodemográficas.

A los encuestados se les pidió que calificaran la sensación de seguridad 1) es equivalente a “nada seguro” y 4) es equivalente a “muy seguro”. Según la encuesta, como se puede ver en el cuadro de arriba las personas en el DF se sienten más seguras que en el EdoMex; los hombres se sienten más seguros que las mujeres; y las personas de ingresos más altos se sienten más seguros que las personas con ingresos bajos.

Por último ponemos una gráfica con el Índice de Satisfacción de Víctimas el cual es probablemente uno de los indicadores más importantes de la encuesta, pues lo que mide es la satisfacción de quienes ya fueron víctimas de un delito con la policía y el ministerio público. A los encuestados a partir de distintas preguntas se les pidió que calificaran del 1 al 10 a las autoridades.

En las gráfica anteriores se puede ver que la satisfacción con la actuación de las autoridades por parte de las víctimas en el DF ha mejorado en el último par de años, y en el EdoMex ha empeorado. Sin embargo, en ambos casos las calificación no logra pasar los cinco puntos en promedio, mostrando que el servicio aún es considerado deficiente por la mayoría de las víctimas de delitos.

Te recomendamos: