Gráfica: The Guardian

Probablemente hay pocos temas tan áridos como la legislación electoral. Muchas veces el lenguaje resulta muy técnico, y no es fácil explicar cómo cambios que a especialistas les parecen importantísimos, al elector promedio le tienen sin cuidado.

Hace unos días en el Reino Unido se llevó a cabo un referéndum para aprobar o rechazar la propuesta hecha por el partido Liberaldemócrata para cambiar cómo se vota por los representantes en el parlamento. La propuesta apoyada también por algunos integrantes de los dos partidos mayoritarios, el conservador y el laborista, probablemente resultaría en una mejor representación del electorado y rompería de manera permanente el bipartidismo histórico de Gran Bretaña. Aquí se puede consultar un debate que resume muy bien las dos posiciones.

Para los reformistas, el referéndum resultó casi desastroso pues el “no” al cambio le ganó al “sí” por más del doble de votos. Quedando el “sí” en 32% y el “no” en 68%. Sin embargo una de las consecuencias intersantes del referéndum es que tanto promotores como detractores hicieron un esfuerzo mayúsculo por explicar las diferencias y ventajas de cambiar de un sistema de “mayoría simple” (FPTP) a uno de “voto alternativo” (AV, o segunda vuelta automática). Aquí algunos de los videos que fueron distribuidos por YouTube durante la campaña.

Una explicación con gatos:

Otra con más integrantes del reino animal:

Una animación narrada por Stephen Fry:

Acá una más seria:

Con votaciones entre cómo preparar tus huevos, y un poco más de información sobre la política en Gran Bretaña:

Te recomendamos: