Foto: Excélsior

En contraste con la decisión de las autoridades de poner parquímetros en las colonias Polanco y Lomas, en las colonias Roma y Condesa la delegación Cuauhtémoc en la ciudad de México decidió someter la decisión a consulta.

El domingo 20 de enero habrá una votación en la que residentes de la zona serán consultados si quieren o no parquímetros en su colonia. El resultado de la votación no es vinculante, aunque será considerado como parte de los “elementos de juicio” para que la autoridad tome la decisión. La colonias Roma y Condesa están divididas en 9 “ámbitos territoriales”, cada una con un comité ciudadano. Según el reglamento y la convocatoria de la consulta, el resultado de la votación del domingo no será global (es decir no será para los 9 ámbitos territoriales) sino que será por “ámbito territorial”. Esto puede resultar en que en algunas zonas sí se pongan parquímetros y otras no.

Una arista interesante del programa de parquímetros en esta zona de la ciudad es que con la consulta se han generado “campañas” entre vecinos, a favor y en contra de los parquímetros, y se han distribuído los argumentos de cada bando más que en otras ocasiones (www.parquimetrosya.mx). Por ejemplo existen las cuentas de twitter @parquimetro_si @parquimetrosya , @no_parquimetros y cada día aparecen más posters en las calles con detalles sobre por qué votar a favor, mientras ronda una camioneta con bocinas llamando a votar en contra.

El economista Donald Shoup ha escrito mucho sobre por qué permitir que los coches se estacionen “gratuitamente” causa problemas (aquí se puede ver una entrevista con Shoup). Cuando los automovilistas no saben con certidumbre cuánto tiempo o dinero van a gastar en estacionarse, siempre llevan sus coches imaginando que pueden tener la suerte de “encontrar lugar”. Quien ya consiguió estacionamiento, como le cuesta lo mismo dejar su coche un minuto o 10 horas (en muchos lugares el costo es cero, aunque en la Roma-Condesa suele ser una cuota fija a franeleros o valet parkings), lo deja todo el máximo tiempo posible en el mismo lugar. Esto ocasiona que la mayoría de los automovilistas pasen varios minutos dando vueltas para encontrar dónde estacionarse. El efecto de la “búsqueda” y el “costo fijo (o nulo)” es poca “rotación” en los espacios (pocas personas dejando mucho tiempo sus coches) y más tráfico ocasionado por quien busca dónde estacionarse (mucha demanda, y poca oferta). (Aquí se puede leer el primer capítulo de libro de Shoup donde explica la lógica con más detalle o una explicación sencilla acá).

Hace un año en la ciudad de México se pusieron parquímetros en la colonia Polanco, y gracias a un estudio del Instituto de Transporte y Políticas para el Desarrollo (ITDP) podemos saber que la instalación de parquímetros ha tenido un efecto tanto en la “rotación” de espacios como en la “búsqueda”.

En estos mapas, tomados del estudio del ITDP, se puede ver cómo en casi todos los horarios la vía pública en Polanco tenía entre 86% y 100% de ocupación antes de los parquímetros (marcado en rojo), y después de poner parquímetros empezó a tener en casi todos los horarios una combinación entre 0% y 50% de ocupación (verde) y 51% a 85% de ocupación (amarillo) de la vía pública:

Como consecuencia de que hayan más espacios para estacionarse a lo largo del día, también se ha reducido el tiempo de “búsqueda” de estacionamiento (a su vez reduciendo el número y tiempo de gente dando vuelta lentamente medio asomados por la ventana), y por tanto se ha reducido el tráfico en la zona.

Agregado a esta evidencia, todo indica que los habitantes y visitantes de Polanco también se verán beneficiados por la inversión que harán las autoridades en mejoras del espacio público y en seguridad, a partir de los recursos obtenidos a través de los parquímetros. Aquí se puede consultar el reporte de ingresos de la empresa que maneja los parquímetros, EcoParq, en Polanco y la distribución que se hará de ellos. Para darse una idea, según la Autoridad del Espacio Público (AEP), antes el presupuesto para banquetas, jardineras y parques en la zona era de entre 2 y 3 millones de pesos al año, con el dinero de los parquímetros será de 24 millones de pesos al año. Hay un caso parecido, con más años, en los parquímetros de la colonia Juárez, en donde las autoridades y concesionario, nunca han sido tan transparentes como en Polanco, pero aún así se nota la inversión en banquetas, luminarias y jardineras.

La propuesta que se someterá a consulta el domingo en la Roma-Condesa es más parecida a la de Polanco, donde los residentes contarán con un tarjeton gratuito de estacionamineto, y el destino de los ingresos será más transparente.

Ojalá pronto haya parquímetros en la Roma-Condesa y en otros lugares de la ciudad.

Te recomendamos: