Ya pasó lo que no queríamos que pasara. Ahora hay que esperar que el gobierno mexicano haya pensado qué va a hacer para responder a la agresiva política de Donald Trump hacia México. De lo que no hay duda es que va a construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos, no sé si tan alto, tan grueso, tan largo y tan hermoso como lo ha prometido. Error muy grande sería descartar que lo hará, porque de todas las promesas que impulsaron su campaña ésta es de las menos descabelladas. Tampoco le saldrá muy caro deportar a mexicanos indocumentados. Lo hará. Llevar a cabo esas medidas bastaría para demostrar a quienes votaron por él que hará todo lo demás, aunque lo que resta es difícil si no es que imposible. La debilidad de nuestro gobierno y de nuestra autoestima hace de nosotros presa fácil de la furia de Trump y sus votantes.

1

No tengo idea qué ha pensado el gobierno mexicano. Lo que sí sé es que la peor salida sería rogarle a Trump que no deporte mexicanos, que no grave las remesas, que no construya el muro, que no revise el TLC. Lo va a hacer, y la peor de nuestras reacciones sería la pasividad, la súplica y la autohumillación. Nos tratará como corresponde a un personaje inmisericorde y fanfarrón. 

Espero que el gobierno mexicano entienda que para enfrentar a Trump y sus políticas no podemos recurrir a Trump. Tenemos que imaginar respuestas adentro, poner a funcionar nuestra creatividad, diseñar soluciones alternativas a la frontera y a las remesas. Tiene que haberlas. El presidente Cárdenas reanimó la reforma agraria para acoger a muchos de los mexicanos que trabajaban en Estados Unidos, pero que devolvió la crisis de 1929. Si a Cárdenas se le ocurrió una alternativa, a Enrique Peña, a Osorio Chong, a Meade, a Claudia Ruiz Massieu se les tienen que ocurrir ideas, tienen que sentarse a pensar lo que nos van a proponer a nosotros. Tienen que saber que sea lo que sea que le propongan a Trump es muy probable que los ignore; no pueden esperar que Trump les resuelva el problema. Ahora sí, con estos bueyes hay que arar.

Te recomendamos: