septiembre 18, 2017

2018: ¿Qué está en juego?

Más allá del número de alcaldías, diputaciones (locales y federales), escaños en el Senado, gubernaturas, y obviamente, la presidencia, la disputa electoral mexicana de 2018 se enclava en la lógica mundial de evaluación sobre el proyecto de globalización. Desde la crisis de 2008 el proyecto de la modernidad ha sido cuestionado por el surgimiento de alternativas populistas que buscan una retrotopía que ya sea por la derecha o la izquierda restaure el modelo de Estado–Nación que se ha ido diluyendo con el advenimiento de la integración comercial, o política en el caso de la Unión Europea. México no está exento de esta disyuntiva.

Leer más

Leer completo

agosto 16, 2017

Morena, Maquiavelo y los mercenarios

Para Maquiavelo, los soldados mercenarios eran tan inútiles y peligrosos que, por defenderse con ellos, Italia fue conquistada por el rey de Francia usando sólo “un pedazo de tiza”.1 En política, el uso de estas tropas no es menos peligroso: sus desmanes pueden acabar con la reputación de un líder o el trabajo de un partido con sólo unos minutos de video. Por eso resulta tan sorprendente que MORENA, el partido liderado por Andrés Manuel López Obrador, sea tan firme en su “política de puertas abiertas” hacia líderes y militantes provenientes de otras organizaciones que, como los antiguos mercenarios, pueden tener trayectorias o conductas cuestionables.

Leer más

Leer completo
Leer completo

julio 11, 2017

Hannah Arendt, López Obrador y el perdón en la política

Llama mucho la atención lo que dijo López Obrador al integrar a Lino Korrodi, ex líder de “Los Amigos de Fox, a su equipo: “No es posible que el que cometa un error ya está condenado a la marginación, a estar estigmatizado de por vida, creo que se vale rectificar en la vida y que hay que aceptar a todos, mujeres y hombres de buena voluntad que quieren luchar por un verdadero cambio”. Es difícil creer Andrés Manuel sea un ávido lector de Hannah Arendt. Sin embargo. su declaración es prácticamente una calca de lo dicho por la teórica política en su libro La condición humana. Al hablar de la capacidad de perdonar Arendt menciona:
Leer más

Leer completo

La historia política del Partido de la Revolución Democrática (PRD) está ligada, inexorablemente, a los momentos de crisis. Nació como consecuencia de una crisis en la élite en el poder: los herederos del nacionalismo revolucionario frente al grupo tecnócrata. El cisma en el partido gobernante se presentó en una coyuntura definitoria de la izquierda mexicana, la cual se debatía entre mantener la estrategia de continuar la senda de la participación electoral o arrojarse a la marginalidad y ostracismo político. Así, ante la falta de legitimidad del régimen político mexicano provocada por la irrupción del Frente Democrático Nacional (FDN) en las elecciones presidenciales de 1988, nació el PRD hace casi 28 años.

Leer más

Leer completo

febrero 27, 2017

Andrés Manuel López Obrador, Morena y Chiapas

Chiapas es para Andrés Manuel López Obrador no solo el estado en donde planea refugiarse si pierde las próximas elecciones presidenciales, sino la entidad que podría proporcionarle más de 700 mil votos en el 2018.

Por sus raíces familiares y su historia personal, habla de los chiapanecos como sus paisanos, de Chiapas como su tierra, y de Tabasco, su estado natal, como su agua.

Leer más

Leer completo

octubre 12, 2015

“El Bronco”, ¿populista?

En México, como en otros países de América Latina, el populismo ha sido un fenómeno que ha moldeado la política y sociedad desde el siglo pasado. No obstante, el término ha sido tergiversado hasta volverse tan ambiguo que en ocasiones llega a asociarse con situaciones ajenas a lo que representa. Bien señala Jean-François Prud’homme que el “concepto de populismo es evasivo y suele designar una gran variedad de fenómenos políticos”.1 Sin embargo, su entendimiento es de suma importancia principalmente porque a través de esta forma de acción política se ha transformado la concepción y el ejercicio del poder, así como las estructuras sociales.

Leer más

Leer completo

julio 23, 2015

Populismo. Divergencias con Héctor Aguilar Camín

Hace un par de meses Héctor Aguilar Camín publicó en Milenio una serie de artículos en que caracterizaba el populismo y advertía sus riesgos. Aunque este trabajo a propósito de su argumento pueda parecer tardío no lo es: el tema cobra más vigencia después de las elecciones y el triunfo de figuras como Jaime Rodríguez, el llamado “Bronco”, y Enrique Alfaro, además del exitoso debut del Movimiento de Regeneración Nacional. Celebro que Aguilar Camín discutiera seriamente el tema porque, dada la decadencia de nuestra democracia, será importante para años futuros.

Leer más

Leer completo

mayo 13, 2015

¿Por qué no Morena?

amlo

Esta intervención, en reacción al artículo de José Ignacio Lanzagorta, debería en realidad llamarse “Por qué sí Morena”. Pero la hago en pregunta porque no veo en el “anulismo” que razona su protesta (que en mi caso la veo más que legítima) ningún argumento convincente (para mí) de por qué su descontento con todo el sistema de partidos, el sistema electoral, y el sistema democrático (así, separados) podría traducirse en un voto por el partido formado por los seguidores de López Obrador. Detrás de anular está evidentemente la idea de que ninguno de los partidos políticos actuales representa a quienes usarán esta forma de votar.

Leer más

Leer completo

septiembre 8, 2014

Seis puntos sobre la elección interna del PRD

izq

  1.  Escenario probable. Los resultados preliminares parecen confirmar las expectativas: que la corriente Nueva Izquierda (los chuchos) obtendrá más del 41% de los Consejeros Nacionales que elegirán al nuevo presidente del partido. Su coalición con la corriente ADN y Foro Nuevo Sol los colocaría varios puntos por encima del 60% y casi aseguraría el triunfo de Carlos Navarrete.  Esto, sumado a una falta de conflicto postelectoral (como el de otras ocasiones), colocaría a Nueva Izquierda con una renovada mayoría y con una nueva legitimidad interna como pocas veces ha ocurrido en el PRD. Sin embargo,  su reto inmediato será, paradójicamente, evitar la debilidad que podría significar el abandono del partido de las partes perdedoras y desilusionadas con la confirmación de la corriente que empujó el  “Pacto por México”.
  2. Las consecuencias de la secrecía. Como la elección fue organizada por el INE con, presumiblemente, un grado de secrecía más eficiente y menos posibilidad de acarreo, entonces parecía probable que los militantes hubieran tenido posibilidad de votar por convicción votando más por corrientes pequeñas y más críticas (como IDN, el Movimiento Progresista -la de Marcelo-, Patria Digna, etc). Así que también existía la posibilidad de que los simpatizantes de Nueva Izquierda hubieran castigado secretamente a su propia corriente por los resultados del Pacto por México, generalmente poco popular al interior. Sin embargo, los resultados preliminares hacen pensar que el voto de castigo fue mínimo, aunque la cantidad de irregularidades y denuncias que se presenten frente al INE podrían ser una muestra de la desobediencia “anti-NI” y quizá podría sesgar los resultados.
  3. ¿Un posible efecto Cuauhtémoc? Si el efecto de las impugnaciones alcanza un nivel sustancial, entonces aún existiría la posibilidad que Nueva Izquierda y ADN llegaran a contar con alrededor del 50% de los Consejeros Nacionales. Sólo en ese caso correrían el riesgo de perder la elección presidencial, sobre todo si el opositor de Carlos Navarrete es Cuauhtémoc Cárdenas.  En el pasado, cuando no ha sido por acuerdo entre los líderes de las corrientes, ha habido ocasiones en que los Consejeros han elegido a su Presidente en voto abierto y a viva voz, arriesgando a ser castigados por sus líderes en caso de deslealtad.  Si esta vez, como se dice, el voto de los Consejeros es secreto, hay posibilidad de que Consejeros de Nueva Izquierda y, sobretodo, de ADN, se inclinen por Cuauhtémoc Cárdenas.
  4.  El costo de una mayor coalición. Si la proporción de consejeros pro Navarrete y pro Cárdenas se acercara a mitades, Nueva Izquierda tendría un incentivo a ampliar su coalición prometiendo puestos, candidaturas y carteras de último momento a corrientes más pequeñas. Cosa que le saldría más cara de lo esperado.
  5. Tamaño y geografía. El PRD presume tener un padrón (avalado por el INE no sin falta de problemas) con la increíble cantidad de alrededor de 4 millones de afiliados. El número es casi imposible de creer si la afiliación se atiene a las últimas reglas que impiden la afiliación colectiva. Sin embargo, la afluencia tampoco ha sido pequeña, así que el número total de votantes en la elección darán una idea más clara de la base de militantes activos en el partido. Lo mismo que los Estados en los que sí tiene presencia y en los que de plano ni los ven ni los oyen (casi todos). Estos resultados revelarán más información de lo que se ha tenido en mucho tiempo sobre los pesos territoriales de las corrientes. Y eso pondrá en claro quién negociaba con blof y quién no. Pero también pondrán en perspectiva el tamaño de los retos de la expansión territorial necesita tener el PRD si algún día quiere ganar una elección federal, más ahora que ya no tienen figuras con reconocimiento nacional como Andrés Manuel  y que han ido dejando de lado a Marcelo Ebrard.
  6. Lo pendiente. Independientemente de los puntos anteriores, el PRD tiene retos que no se van a solucionar así nada más: abrirse a la ciudadanía, comunicar mejor su agenda, reclutar mejores candidatos, respetar los derechos de sus militantes, premiar más el talento y menos la lealtad, lograr limitar el poder discrecional de los líderes de las corrientes, entregar a sus electores mejores resultados de gobierno  y ser capaces de construir una agenda de izquierda redistributiva que logre construir mayorías a nivel nacional (incluyendo o sin incluir a Morena). Ninguna de estas cosas las va a solucionar la elección interna, y quien sea el nuevo Presidente deberá responderlas muy claramente.

Leer más

Leer completo