septiembre 13, 2017

El enigma catalán: apuntes de forastero

How the become clairvoyant
That´s what I want to know
Just tell me where to sign
And point me where to go

(Robbie Robertson, How to Become Clairvoyant, 2011)

1.

El año pasado y hasta el primer mes del 2017 tuve la oportunidad de realizar una estancia sabática en la Universidad Autónoma de Barcelona. Durante ese tiempo, pude constatar la endiablada complejidad política del tema de la independencia que reclaman no pocos ciudadanos, partidos y organizaciones de Cataluña, un reclamo que se nutre con diversa intensidad de relatos históricos, mitos fundacionales, afrentas políticas, delirios nacionalistas, identidades culturales, y diversos paquetes de razones políticas y económicas.  Todo depende a quien se le pregunte, en qué momento y bajo qué circunstancias. Partida por la mitad, la sociedad catalana -de Barcelona a Girona, de Tarragona o Sitges a Badalona, en el barrio del Born, del Gótico o en el del Raval-, asiste y participa en el procés protagonizado por el Govern catalán, la alcaldía de Barcelona, y el gobierno nacional español. 

Leer más

Leer completo

junio 20, 2017

El nuevo referendo de Catalunya

Una pregunta y una fecha cambiarán definitivamente la historia de Europa. La pregunta será: “¿Quieres que Catalunya sea un estado independiente en forma de República?”, la fecha en que el Gobierno de la Generalitat convoca en referéndum a todos los catalanes a votar es el 01 de Octubre, antes este día era fiesta oficial en toda España porque se celebraba la exaltación del Caudillo, el responsable de la guerra civil contra la República, del exilio y de 40 años de dictadura y opresión.

Leer más

Leer completo

noviembre 30, 2015

Catalunya hacia el Estado propio

El proceso independentista catalán, a diferencia de como lo perciben algunos que no conocen Catalunya más allá de su buena gente, sus playas de moda o el pa amb tomàquet, no es un proceso político partidista, es un sentir ciudadano, civil y democrático, transversal políticamente, expresado en las urnas por más de dos millones de catalanes y representando en el Parlament por 72 diputados. Es un sentir colectivo nacido de la decepción y frustración crecientes alimentados por la inexistente voluntad política del gobierno en Madrid, incapaz de manejar el diálogo y la negociación para resolver problemas y generar acuerdos ganar-ganar.

Leer más

Leer completo

mayo 27, 2015

Barcelona: de pelear contra el desahucio a la alcaldía

esp

En la Europa pre-industrial las protestas populares solían tener una característica peculiar: no estaban dirigidas hacia una burocracia impersonal o hacia el Estado, sino contra individuos concretos, como los comerciantes locales que acaparaban grano en tiempos de escasez. Estaban encarnadas. Era común que este tipo de acciones tomaran la forma de rituales en los que el ofensor era objeto de vergüenza pública: desde ser paseado por las calles del pueblo a lomos de un burro —recibiendo los proyectiles de la multitud furiosa—, hasta lo que se conocía como charivaris, Ketzenmusik o haberfeldtreiben, en donde los pobladores se reunían frente a la casa del presunto culpable para insultarle, hacer disparos al aire o hacer sonar tambores y ollas, todo con el objetivo de hacerle salir a enfrentar a sus acusadores.

Leer más

Leer completo

Alaska spanish72

El 28 de julio de 2010 representa mucho más que un muy merecido logro de los animalistas catalanes (Plataforma PROU!). La decisión del Parlamento Catalán de prohibir las corridas de toros es una señal de evolución, de democracia y de respeto al bien común. Con ello, la discriminación se ha rechazado oficialmente hasta en su forma más compleja: la que se ejerce por especie. Una sociedad primitiva tiene un círculo moral demasiado estrecho: solo caben en él los más parecidos. Cuando el nivel de conciencia crece es mayor la capacidad para comprender las necesidades de individuos muy diferentes, incluidos los de otras especies.

La sociedad catalana hizo valer su derecho a presentar iniciativas de ley, en tanto que sus legisladores respondieron de manera ejemplar reconociendo la supremacía del interés colectivo y haciendo a un lado las presiones de grupos que gustan de torturar y asesinar animales a nombre del “arte” y la “tradición”.

El activismo por los derechos de los animales ha ido creciendo en calidad argumentativa y en cantidad de adeptos y el caso catalán demuestra el éxito de ese crecimiento. Decir que es cuestión identitaria el voto para la prohibición es tan falso como la afirmación taurina de que “los toros no sufren”. Es la defensa de los esenciales derechos de todo animal: vida, no tortura y libertad (comprendiendo lo gradual de los procesos) lo que motivó y generó la prohibición de la tauromaquia en esa comunidad. La más absurda de las formas del abuso es la que se funda en la diversión o en una supuesta estética. El Parlamento Catalán escuchó los argumentos de uno y otro lado y tuvo la capacidad de comprender que ninguna escala seria de valores puede colocar encima de la ética a la estética, ni puede hacer prevalecer a la diversión o la costumbre, sobre los valores vida o capacidad de sufrir, estando este último científicamente demostrado en los mamíferos desde que se conoce el sistema nervioso central.

Leer más

Leer completo