julio 11, 2017

Hannah Arendt, López Obrador y el perdón en la política

Llama mucho la atención lo que dijo López Obrador al integrar a Lino Korrodi, ex líder de “Los Amigos de Fox, a su equipo: “No es posible que el que cometa un error ya está condenado a la marginación, a estar estigmatizado de por vida, creo que se vale rectificar en la vida y que hay que aceptar a todos, mujeres y hombres de buena voluntad que quieren luchar por un verdadero cambio”. Es difícil creer Andrés Manuel sea un ávido lector de Hannah Arendt. Sin embargo. su declaración es prácticamente una calca de lo dicho por la teórica política en su libro La condición humana. Al hablar de la capacidad de perdonar Arendt menciona:
Leer más

Leer completo

febrero 6, 2014

Lo que importa del debate sobre ENLACE

edu

El porqué de la polémica

Una de las preguntas más interesantes en cuanto a la cancelación de la prueba ENLACE es por qué ha generado tanta polémica. En otros tiempos la decisión por parte de las autoridades gubernamentales no hubiese sido del conocimiento público, y no estaría yo escribiendo este texto. Sin embargo, los bríos de la reforma educativa se centraron en la evaluación a docentes, y por consecuente de sus alumnos, con el motivo de transparentar al sistema educativo y pedir cuentas a las instituciones del magisterio, especialmente sobre lo que no se ha logrado. Esta reforma se alinea con un movimiento mundial en el sector educativo que exige la rendición de cuentas y enfatiza el uso de exámenes estandarizados para comparar estudiantes o escuelas, así como países. En Estados Unidos por ejemplo, la ley federal No Child Left Behind exige a los estados establecer estándares de calidad, evaluar alumnos y certificar a maestros como una pre-condición al financiamiento. De igual manera, cada vez son más los países que participan en las evaluaciones estandarizadas internacionales PISA, TIMSS o PIRLS, y LLECE de la UNESCO en América Latina.

Leer más

Leer completo

febrero 28, 2013

La recentralización de la educación

Uno de los problemas que han señalado los especialistas en educación con respecto a la relación entre las autoridades educativas y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es lo que se conoce como la “doble negociación salarial”. Esta doble negociación exise debido al federalismo trunco que existe en materia educativa. Cada año, el SNTE negocia con las autoridades federales (la SEP) el salario y prestaciones de los maestros, y una vez que acaba esta negociación los líderes de las secciones en los estados replican la negociación. Esto implica que los gobiernos estatales no negocian realmente con los representantes locales de los maestros, sino con un sindicato nacional (condiciones locales) estando así en una relación de debilidad relativa.

La “doble negociación salarial” no sólo ha tenido consecuencias presupuestarias sino políticas. Los gobernadores han cambiado apoyo (y chantaje) político del SNTE (y de la CNTE) por la “colonización” de la administración de la educación en sus estados y otras prebendas. El reporte de la Coalición Ciudadana por la Eduación dice:

Como la literatura sugiere, el Sindicato ofrece beneficios electorales (desde  promoción del voto hasta operación política en las mesas de casilla) a los candidatos  a puestos de elección, a cambio de mantener las relaciones asimétricas en las toma de  decisión del campo educativo, la obligatoriedad de las cuotas sindicales y de aumentar su poder para nombrar puestos al interior de las secretarías de educación (Raphael,  2007; Aguayo, 2010).

Una vez que llegan al puesto, la autoridad educativa, subordinada a la política, queda atada de manos para modificar la correlación de fuerzas al interior del campo  educativo, en lo que Ornelas identifica como el proceso de colonización por parte del  SNTE en las secretarías de educación estatales y en la federal (Ornelas, 2008b) y que  Aguayo ejemplifica en la relación del SNTE con el actual gobierno de Felipe Calderón  (Aguayo, 2010).

Leer más

Leer completo

mayo 7, 2012

Un buen debate

La expectativa antes del debate presidencial del día de ayer, era que sería un debate muy similar a los tres debates presidenciales previos que ha habido en nuestro país. Debates sin muchas respuestas, sin muchos ataques, en los que no habría una presentación clara de lo que cada uno de los/as candidato/as representan en el contexto político. Comúnmente se dice que lo único importante son “las propuestas” sin embargo éstas suelen ser una fuga de la disputa política que representan distintos partidos y distintos candidatos. En los debates pasados las intervenciones eran más largas y no estaban planteadas como réplicas a la intervención de cada uno de los candidatos. A veces parecían monólogos con listados de políticas públicas en donde no había diagnósticos sino simple muestra de propuestas (que después resultan difíciles de cumplir). Se calificaban de acartonados y aburridos.

En contraste el debate de ayer tuvo un diseño mucho más ágil en donde era inevitable, que más allá de los temas abstractos que tenían que presentar los candidatos, con cada contraréplica tuvieron que enfrentar a sus adversarios. Las acusaciones y respuestas lo que provocaron fue que no hubiera un claro ganador del debate (aunque está claro que en términos relativos Quadri probablemente ganó más electores potenciales), y que en todo caso lo que hoy vemos sean a unos y otros más o menos afectados por el debate. No es que no haya habido “propuestas” sino que en muchas parecía haber acuerdo, y sólo en pocas un contraste explícito (como la privatización o no de Pemex). Por esa razón el debate se convirtió más bien en un debate sobre la credibilidad, experiencias y capacidad política de cada uno de los candidatos. En ese sentido dio información importantes para el electorado.

Animal Político publicó un compendio de los diversos ejercicios de opinión que hicieron. Dos cosas interesantes se pueden concluir según los datos que muestran: 1) Que el candidato puntero, Peña Nieto, resultó en términos relativos más afectado que sus adversarios, y 2) que el candidato del PANAL, Quadri (partido controlado por Elba Esther Gordillo) resultó el más beneficiado.

Leer más

Leer completo

La semana pasada a través de los medios de comunicación cobró fuerza una disputa entre Elba Esther Gordillo, Presdiente vitalicia del SNTE, y uno de sus excolaboradores Miguel Ángel Yunes quien fuera director del ISSSTE. En las acusaciones de unos y otros se deja entrever una red de corrupción de la cúpula del SNTE que puede incluir al ISSSTE y a otros organismos públicos que han sido entregados a Elba Esther Gordillo como parte de su coto de poder a partir de un acuerdo político con Felipe Calderón. Aquí ofrecemos algunas de las opiniones que se han vertido sobre el conflicto, y la entrevista que hizo Carmen Aristegui a Yunes.

Entrevista Aristegui – Yunes:

Parte 2.

Ricardo Raphael:

Ni un voto para el Panal. Ni un voto para quien vaya en alianza con Elba Esther Gordillo. Debemos hacer explícito nuestro rechazo y apostar por elevar los costos de las alianzas para revertir el círculo vicioso que otorga poder a la maestra. Imagínese un millón de votos menos, cinco millones de votos menos para quien vaya en alianza electoral con Elba Esther. No tenemos que salir a las calles, ni rasgarnos las vestiduras, tampoco los maestros tienen que arriesgar su empleo. ¡Sólo tenemos que ser explícitos: ni uno de tres! Si ello no ocurre, seguirán haciendo lo mismo, repitiendo el círculo vicioso, a todo mundo evidente. La líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación coloca una plataforma electoral al servicio de los partidos y los candidatos. A cambio exige cargos públicos y, desde ellos, dinero. Con esos recursos financia la plataforma electoral que ofrece a los partidos y candidatos.

Guillermo Sheridan:

“La Maestra” es, quizás, el símbolo más evidente de la desigualdad en México. No sólo por su riqueza personal -que al parecer no es poca- sino por su carácter plenipotenciario, por la dispensa de rendir cuentas. ¿El voto de “La Maestra” cuenta lo mismo que el mío? No: su voto se multiplica por tres millones. ¿“La Maestra” está representada como yo ante el Poder Legislativo por medio de mi diputado? No: “La Maestra” tiene su propio partido y unge diputados personales a quienes ordena aparentar que a quien representan es a mí (aunque sea yo quien les paga). ¿“La Maestra” puede ser llamada a rendir cuentas, como yo, ante las instancias judiciales o fiscales, de lo que gano o administro? No: la Constitución exenta a los sindicatos de las reglas antimonopólicas. No: el IFAI no puede requerirla, ni siquiera el Legislativo. Y sí: tiene poder para, con un movimiento de su dedito, sumir al país en un caos superior.

Leer más

Leer completo