noviembre 3, 2016

Los 70 del ITAM: ausencias y presencias

Antier, primero de noviembre, el ITAM celebró sus 70 años de “compromiso con la libertad y la excelencia”.

A la celebración asistió un grupo selecto de ex alumnas y ex alumnos —esto lo sabemos puesto que, a pesar de ser egresadas de esa universidad, no fuimos invitadas—; seguramente asistió también una buena parte de la facultad, algunos funcionarios públicos y no sabemos quiénes más. Nosotras, como muchas ex compañeras y ex compañeros, nos enteramos del evento y sus detalles por medio de redes sociales y medios de comunicación.

itam

En la foto que más circuló en redes sociales, puede apreciarse el presídium que —creemos— encabezó el evento, integrado por miembros del ITAM y funcionarios públicos de alto nivel. Por parte del ITAM, se encontraba el rector Arturo Fernández, el vicerrector Alejandro Hernández, y Alberto Baillères, presidente de la Junta de Gobierno. Del gobierno federal, asistieron nada más y nada menos que el Presidente, Enrique Peña Nieto y el Secretario de Educación, Aurelio Nuño. De la CDMX, se encontraba Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno. En la foto hay tres hombres más cuya identidad no conocemos.

Más allá de las posibles discrepancias ideológicas que nos genera tanto la selección de invitados y de algunos de los individuos premiados, creemos que no debe dejarse de poner atención a dos cosas de la celebración de ayer. En nuestra opinión, dicha selección nos dice mucho de la visión que los altos mandos del ITAM tienen de la institución, de nuestra institución.

La primera cosa que notamos, con incredulidad y enojo, es que, en pleno 2016, no hubo una sola mujer en el presídium. Esta decisión no es inocente. El ITAM cuenta con destacadas alumnas, ex alumnas y profesoras. La importancia de [no] representar plural y adecuadamente a la comunidad ITAM es crucial, no sólo simbólicamente. Dice mucho de la visión y de la constitución de la institución.

Cuando éramos alumnas de Ciencia Política y Derecho, la mayoría de nuestros profesores eran hombres. A pesar de que tuvimos extraordinarias profesoras, como Marta Lamas, Josefina Cortés, Lucía Melgar, Irene Rivadeneyra, Martina Copelman, y asistentes administrativas -sin cuyo trabajo la experiencia académica simplemente no hubiera sido posible-, como Alice Arce, Araceli Serrano y Margarita Mendoza, la composición de la planta académica y administrativa de alto rango del ITAM era muy desigual en términos de sexo. Como ex alumnas, es decepcionante que el ITAM, en los más de 10 años que han transcurrido desde que primero pisamos sus aulas y pasillos, no haya progresado en este sentido.1 O que, al menos, elija representarse frente a su comunidad y al público en general como una institución desigual, de mandos masculinos.

Esta representación muestra una de las muchas posibles escisiones dentro de la comunidad del ITAM. Escisiones que no siempre se resuelven, sino perduran. Algunas de éstas son reflejo de la diversidad de quienes formamos parte del ITAM, mismas que generan y enriquecen espacios de debate, de encuentro y desencuentro y de creatividad. Otras, son un reflejo de una disparidad franca de poder, y del apoyo institucional preferencial a ciertos grupos, ideas, que generan rupturas, no desde la diferencia, sino desde la desigualdad; que promueven silencios y ausencias.

Desde su fundación en 1946, el ITAM ha sido un espacio de formación de servidores públicos exitosos, y profesionistas que han hecho carrera en el sector privado. Este grupo es el que representa, en muchos casos, la idea y la experiencia del ITAM hacia adentro y también hacia afuera. No sorprende, entonces, que en el evento de celebración de sus 70 años, la institución haya elegido como símbolos de éxito y motivo de celebración y orgullo a ex alumnos como Felipe Calderón.

Pero también, desde su formación, el ITAM ha sido un espacio de rigor académico, de convivencia interdisciplinaria y generación de conocimiento e ideas. Este grupo, al que pertenecemos nosotras, es el que celebra al ITAM como una institución de excelencia, de rigor académico, de debate informado y generación de conocimiento. Y, de crucial relevancia, como una institución que proporciona las herramientas para generar crítica fundamentada.

A este segundo grupo, el evento de ayer no solo nos quedó mal, sino que contradijo los fundamentos de toda actividad académica: la honestidad, la creatividad y, sobre todo, el amor por las ideas. La elección del presidente Enrique Peña Nieto como invitado de honor y como el encargado de otorgar reconocimientos de excelencia académica nos parece no sólo equivocada, sino una afrenta frontal a los principios de excelencia y ética académica. Dejando de lado las críticas a la gestión del actual presidente, así como las posibles discrepancias ideológicas con su gobierno y su persona, denunciamos el que el ITAM haya elegido encarnar en el actual Presidente los principios a los que nos referimos anteriormente, un Presidente que fue encontrado culpable de plagiar su tesis de licenciatura y por lo tanto es un ejemplo concreto de deshonestidad y mediocridad académica, un presidente que cometió la más grande falta académica: el robo de ideas.

El ITAM no sólo produce funcionarios públicos de alto rango y directores de grandes transnacionales. El ITAM no es nada sin sus profesores y profesoras, su personal administrativo, y los y las alumnas que pasamos días estudiando, leyendo, discutiendo y trabajando.

Para nosotras el evento de ayer, más que celebrar las siete décadas de existencia de una institución académica autónoma, libre, crítica y de excelencia fue una demostración gráfica, en vivo y a todo color, de una institución educativa cuyo fin es hacerle corte al soberano, enriquecer sus cuadros, relacionarse con la élite del poder sin importar la calidad ética de sus integrantes. El evento de antier decidió primar la celebración de la cooperación con los grupos de poder a los logros de su facultad, sus estudiantes, y ex alumnos y ex alumnas. Un festejo donde el ITAM cínicamente reconoce en público su alianza y sometimiento a un funcionario que no observa ningún respeto por la academia y sus principios. Ayer, dentro de las paredes de una institución académica autónoma y de excelencia, que día a día vibra por el trabajo y la disciplina de su comunidad, la consecuencia del plagio fueron distinción y aplausos.

Esta crítica viene de un profundo agradecimiento y aprecio al ITAM. La formación que ahí recibimos y las amistades que construimos, han marcado nuestra existencia profesional y personal.

Regina Larrea Maccise
Candidata a Doctora en Derecho por la Harvard Law School.

Isabel Gil Everaert
Estudiante del Doctorado en Sociología en la City University of New York.


P.D. A nuestras profesoras y profesores, nuestro eterno agradecimiento. En especial, queremos reconocer la influencia de Marta Lamas, Jorge Cerdio, Jesús Silva-Herzog, Pablo Larrañaga, Rodolfo Vázquez, José Ramón Cossío, Miguel Sarre, Lucía Melgar, Josefina Cortés, Juan Carlos Marín, Alberto Sauret✝, Julián Meza✝, José de Jesús Barba, Carlos De la Isla, Pedro Cobo, Eric Herrán, José Manuel Orozco Garibay.

1 De los doce integrantes de la Junta de Gobierno, ninguno es mujer (0%). Tanto el rector como el vicerrector son hombres (0% de mujeres en los dos más altos mandos de la institución). En su historia, el ITAM nunca ha nombrado una mujer rectora. De las cinco divisiones académicas, únicamente la División Académica de Actuaría, Estadística y Matemáticas está encabezada por una mujer (20%). Y, en nuestros respectivos ex departamentos, la presencia de mujeres es minoritaria también. En Ciencia Política, de los once integrantes de la facultad de tiempo completo, solo una es mujer (9.09%). En Derecho, las cosas están un poco mejor. De los dieciocho profesores y profesoras de tiempo completo, cinco son mujeres (27.77%). Esta información fue tomada de la página web oficial del ITAM, así que cualquier discrepancia con la actual composición del cuerpo académico y administrativo es resultado de la no-actualización de ésta.

Leer completo

septiembre 8, 2016

La marcha contra las familias

Una organización llamada “Frente Nacional por la Familia” (así, en singular) convocó a protestar en defensa de la familia “natural”. El motivo de su movilización fue el paquete de iniciativas de reforma que propuso el presidente para reconocer en la Constitución Federal el derecho al matrimonio igualitario, para tutelar la identidad de género en el Código Civil Federal y para incluir la perspectiva de género y de derechos humanos en los contenidos educativos.

Leer más

Leer completo

septiembre 6, 2016

El G20 desde una perspectiva China

Finalizó el G20 (grupo de las 20 economías más importantes del mundo) en la provincia de Hangzhou, China. Como otras cumbres, parecería que lo planteado en ella podría ser parte de los reportes y memorias listas para publicarse y ser parte de los archivos de las cancillerías de los respectivos países miembros. El olvido viene después. Al parecer esta vez no será así. Es la primera vez que China toma la presidencia de G20 y no precisamente el legado será el recuerdo del protocolo, las cenas y las conferencias. Al contrario, China ha aprovechado la coyuntura para establecer y proponer temas sensibles que aquejan a todos los países miembros.

Leer más

Leer completo

Son dos las leyendas que circulaban en México antes de las elecciones de 2012 y que, en los hechos, contribuyeron a que el Partido Revolucionario Institucional recuperase el poder en el país después de haberlo perdido, por primera vez en 70 años, en el año 2000.

Un primer mito que alentó la victoria electoral del candidato priista, Enrique Peña Nieto, fue que el PRI sabía gobernar y que su vuelta al poder habría corregido la peligrosa ingobernabilidad que había marcado especialmente los últimos compases de la presidencia panista de Felipe Calderón. Habrá que recordar que el desafortunado lanzamiento de la guerra contra el narco por parte de Calderón había generado un cruento conflicto, con 55.000 muertos, según algunas estimaciones, y unas cifras abrumadoras de desaparecidos que hacían palidecer las del Cono Sur en la década de las dictaduras militares en los años 70. Violencia y desapariciones habían proyectado una imagen de ingobernabilidad que empujó a sectores de la sociedad hacia el partido que, por 70 años, mientras vastas partes de América Latina se encontraban sumergidas en guerras civiles, dictaduras sangrientas y polarización, había sabido garantizar niveles relativamente altos de estabilidad y gobernabilidad interna. 

Leer más

Leer completo

junio 3, 2016

Las reglas para la conformación del Constituyente de la Ciudad de México: ganadores y perdedores

Este 5 de junio, la Ciudad de México elegirá a parte de la Asamblea Constituyente encargada de revisar el proyecto de constitución elaborado por los 28 notables elegidos por el gobierno capitalino.

constituyente

Lo inédito de este suceso no solo radica en la primicia histórica de la constitución de la nueva entidad, sino también, en el proceso de creación de la misma. La construcción de la anhelada soberanía de la Ciudad de México ha tenido que pasar por un proceso de negociaciones que resultó en dos cuerpos con fines representativos distintos: el grupo de redactores y la Asamblea Constituyente.

De las tensiones y las relaciones entre ambos grupos surgen dos preguntas: ¿a quién representará la Constitución de la Ciudad de México, a sus habitantes o a su personalidad geopolítica? En pocas palabras ¿cómo afectan las reglas de conformación de la Asamblea Constituyente a los actores participantes?

Además de la precisión sobre el carácter unilateral de la conformación del grupo de redactores a cargo del gobierno local, una primera respuesta proviene de analizar el principio de representación proporcional propuesto para la conformación de esta asamblea.

La lógica de dicha regla de votación permite que los votos de aquellos partidos que no resultan mayoritarios no se desperdicien con tanta facilidad como con otras reglas. Por ejemplo, si el proceso electoral se realizara con la regla de mayoría relativa, resultarían electos los candidatos que obtuvieran la mayoría de los votos en cada uno de los 41 distritos locales del otrora Distrito Federal, dejando sin representación a los votantes que hayan elegido a alguna de las opciones perdedoras. Entonces, si lo que se buscaba era contar con un Constituyente representativo resulta intuitivo pensar en un sistema de representación proporcional.

Para el caso mexicano, el artículo 54 constitucional señala que el método de representación proporcional utilizado es el de cociente natural con restos mayores.1 Se obtiene un cociente natural al dividir la votación nacional emitida2 entre el número de curules a repartir, así, el número total de escaños que obtiene cada partido resulta de dividir el total de votos de cada partido entre dicho cociente. Luego, en el caso de que no se hayan repartido la totalidad de escaños disponibles, se reparten los faltantes a aquellos partidos que tengan los sobrantes más grandes.3

Para el caso del Constituyente de la Ciudad de México se diseñó un sistema con dos tipos de listas cerradas: las de los partidos políticos con registro nacional y una lista para las  candidaturas independientes.4 En este tipo de listas los votantes sólo votan por los partidos políticos en su conjunto sin decidir el orden de las candidaturas presentadas en las lista de cada partido.

Las reglas de distribución de escaños definidas para elegir a 60 de los 100  integrantes generan tres particularidades que es interesante analizar:

1) No se aprovechan los votos adicionales obtenidos por los candidatos independientes

Mientras que cada voto adicional a los partidos contribuye para la obtención de más escaños, los votos extra al cociente natural obtenidos por cada candidato independiente se quedan con éste sin transferirse a otro. Esto tiene sentido porque, bajo la lógica de listas cerradas, el orden importa, y aquellos independientes que se registraran primero habrían tenido una ventaja sobre los demás. Si esto hubiera sido así, la velocidad en el cumplimiento de los requisitos establecidos por la autoridad hubiera determinado su lugar en el Constituyente y no los votos.  Resumiendo, los partidos siguen al pie de la letra la lógica de la representación proporcional planteada en la Constitución y los candidatos independientes compiten entre ellos estando en la misma lista.

¿Qué hubiera sucedido si se repartieran las 100 curules mediante representación proporcional? De esta manera no existirían los 40 miembros designados por otras instituciones (Cámara de Diputados, Senado, Presidencia de la República y Gobierno de la CDMX).  Así, los candidatos dentro de las listas serían producto de las negociaciones internas de los partidos. De esta forma, si un partido considerara importante colocar en su lista seis nombres provenientes de otra institución, lo podría hacer y la ciudadanía podría valorar la calidad de cada lista y decidir cuál es el grupo de revisores que más le parece.

A continuación se presentan dos escenarios. El primero plantea la posible conformación de la asamblea con el método planteado en el dictamen (40 constituyentes designados y 60 elegidos); el segundo estipula la posibilidad de que los 100 integrantes de la asamblea fueran elegidos por representación proporcional.

Ambos escenarios fueron calculados mediante una simulación estadística. Las preferencias electorales fueron estimadas a partir de un meta-análisis para combinar la información de5 1) un modelo multinivel que incorpora los resultados de las últimas tres elecciones de diputados locales, diputados federales y jefes delegacionales de la Ciudad de México; y 2) tres encuestas de preferencias electorales para elegir al Jefe de Gobierno en 2018 realizadas por Buendía & Laredo (febrero), El Universal (marzo), y Reforma (abril).

Lo que se observa en el primer escenario es que la distribución de los sesenta escaños elegidos por votación (barra azul) se repartirían entre Morena (28.81%), seguido por el PRD (23.73%) y el PAN (15.25%). Los candidatos independientes obtendrían aproximadamente dos curules (3.39%).6

La distribución de los cuarenta escaños designados por otras instituciones (barra gris) le daría ventaja al PRI (42.11%) sobre al PRD (26.32%).

En suma: la distribución de los 100 escaños (barra violeta) muestra que el PRD y el PRI están prácticamente empatados (24.1% y 23.9%), seguidos por Morena (17.88%) y el PAN (16.34%). Los candidatos independientes representarían sólo el 2.45% de la asamblea.

Gráfica 1: Primer Escenario 60 + 40

grafica-1

El segundo escenario muestra las estimaciones en el caso hipotético de que la asamblea fuera asignada en su totalidad por representación proporcional. Se observa que Morena cuenta con el 29.7% de las curules, seguido por el PRD (24.3%) y el PAN (15.2%), quedando el PRI en cuarto lugar con 13.8%. Los candidatos independientes obtendrían dos curules (2.4%)

Gráfica 2: Elección 100 RP

grafica-2

2) Las candidaturas independientes requieren un número de votos mínimo mayor que los partidos políticos para obtener una curul

El dictamen de reforma establece que primero se debe de fijar un cociente natural para repartir la lista de candidatos independientes (votación válida emitida entre 60), y luego repartir las listas de partidos según el artículo 54 constitucional. Los cocientes son distintos ya que el cociente para los partidos resulta de dividir la votación nacional emitida entre el total de las curules que quedan por repartir. De lo anterior se puede concluir que el cociente natural de los independientes siempre es igual o mayor que el de los partidos. Esto introduce una desigualdad de iure entre el número mínimo de votos para que un candidato independiente sea electo como constituyente.

¿Existe algún modelo de listas que evite un trato distinto para los candidatos independientes? Sí. Se podría haber considerado una lista cerrada desbloqueada, de esta forma el votante no sólo decide dar su voto a la lista de los independientes, además, elige el orden de dicha lista.  Así, no se pierden los votos de aquellos candidatos independientes que obtuvieron un mayor número al cociente natural.

3) Los candidatos independientes reciben un trato distinto de los votos obtenidos al repartir asientos mediante restos mayores

En el caso de que quedaran curules sin repartir, tanto para partidos políticos como para candidaturas independientes se utilizará el resto mayor de votos a pesar de que resultan de cocientes naturales distintos. Es decir, en el caso más probable de que el cociente natural de los candidatos independientes sea mayor, se estaría dividiendo el voto por los candidatos independientes entre un número mayor, y garantizando un resto menor que el que generaría el mismo número de votos por encima del cociente obtenido por un partido.

¿Existe alguna forma de procesar los restos mayores que garantizara el mismo trato al voto por independientes que por partidos? Sí. Se pudo haber especificado una forma de recalcular los restos de los independientes para hacerlos comparables a los de los partidos.

Para concluir

La legitimidad de la Constitución de la Ciudad de México proviene de que nazca de los mismos sujetos que se comprometerán a respetarla. Por ello, la conformación de los órganos responsables de su creación deben garantizar la representación de la ciudadanía. Esto hace que las reglas para elegir a estos cuerpos constructores importen, son éstas las que generan ganadores y perdedores.

Tal es el caso de comparar los resultados de los dos escenarios planteados en este artículo.

Gráfica 3: Comparativo entre escenarios

grafica-3

En la gráfica 3 se puede observar que la diferencia más notoria entre ambas reglas de elección la tienen el PRI y Morena. Mientras que en el primer escenario el PRI se ve favorecido por los 40 constituyentes que vienen de otras instituciones, Morena tiene una clara ventaja en el escenario plenamente representativo. Por su lado, el PRD, al ser el segundo partido con mayor número de constituyentes provenientes de otras instituciones, termina con un resultado muy similar con cualquiera de las dos reglas.

El resultado de las reglas de selección de la Asamblea Constituyente nos habla de la lógica de representación con la que funcionan los partidos políticos en nuestro país. Al definir que 40 de los 100 integrantes provengan de otras instituciones, se premia a los partidos con mayor poder de negociación en dichas instituciones. Cuando en el planteamiento de una elección inédita se observa que la “voluntad política” se pone por encima de la verdadera legitimidad de una constitución, cuando no existe la posibilidad de debatir nuevas formas de representación política, distintas a los partidos políticos, sobra contexto para poner en duda que el desajuste en las reglas de conformación de la Asamblea Constituyente provengan de una simple innovación constitucional. Este es un buen momento para repensar la representación política en México.

Salvador Ascencio, Fernando Martín Gou, Javier Márquez y Pedro Sánchez Rodríguez


1 Lo mismo se estipula en el artículo 15 de la Ley General de Procedimientos e Instituciones Electorales.

2 La que resulte de deducir de la votación total emitida, los votos a favor de los partidos políticos que no hayan obtenido el tres por ciento de dicha votación, los votos emitidos para Candidatos Independientes y los votos nulos.

3 Sobre la distribución de escaños plurinominales en México (actualizado junio 2015), ver este texto de Alejandro Díaz.

4 Dicha lista está conformada por los 21 ciudadanos que cumplieron con todos los requisitos establecidos por la autoridad electoral.

5 Si bien es difícil estimar la votación que obtendrían los partidos en una elección con poca participación (la tasa de participación puede beneficiar a algunos partidos en detrimento de otros), se asume que el resultado tendrá cierta correspondencia con las preferencias electorales de la población en su conjunto

6 Dado que se cuenta con poca información histórica sobre la fuerza electoral de los independientes, el modelo supone que su rango de votación podría ubicarse entre 5% y 30% del total de votos. A su vez, debido a que cinco candidatos independientes obtuvieron su registro con más de 85 mil firmas, se asume que éstos tienen mayor probabilidad de conseguir más votos que los 16 restantes.

Leer completo

mayo 24, 2016

Matrimonio igualitario: los motivos del presidente

A muchos nos tomó por sorpresa que el presidente Enrique Peña Nieto hiciera suya la causa del matrimonio entre personas del mismo sexo y enviara al Congreso un par de iniciativas de reforma legal conducentes a establecerlo a nivel constitucional, federal. En 2012 cuando era candidato y la Conferencia del Episcopado Mexicano lo cuestionó al respecto, Peña Nieto respondió institucionalmente que determinar el matrimonio entre personas del mismo sexo es facultad de las legislaturas estatales y que su gobierno no intervendría en lo que éstas decidieran.1

Leer más

Leer completo

febrero 15, 2016

Misa en la Basílica, una crónica

Si las trompetas del Día del Juicio Final suenan como las del sábado pasado en la Basílica, podemos darnos por condenados. Desconozco porqué en ocasión tan importante las autoridades responsables renunciaron a la buena música sacra, y optaron por piezas cuyo inicio evocaba algún bolero de Los Panchos antes que las cavilaciones religiosas de un Hayden o de Amadeus. También extrañé al Coro de los Niños de Morelia de mis tiempos, que no sé si todavía existe, pero cuyo recuerdo me vino a la cabeza mientras escuchaba las diferentes variaciones de “La Guadalupana, la Guadalupana, la Guadalupana bajó al Tepeyac”. Confieso que este himno me emocionó, me transportó a la niñez en Tlacopac, a la ofrenda de flores a la Virgen, y a la nostalgia de las voces agudas y enrebozadas que lo cantaban mientras acomodaban los velos de las niñas que muy serias nos aguantábamos la risa que nos daba cargar el ramo de azucenas o gladiolas que había que depositar a los pies de la Guadalupana. Sé que no fui la única en extrañar los cantos religiosos del pasado. Al término de la misa un grupo compacto de asistentes, tal vez una sesentena de personas, se organizó y en forma improvisada cantó el Ave Maria en latín. Fue muy bonito, y un alivio.

Leer más

Leer completo

El obispo de Roma por fin decidió pisar suelo mexicano. Su visita conlleva varios retos para el pontífice que se vislumbraron desde la propia dificultad de la concreción de la visita a México. Nuestro suelo es resbaladizo, caminar sobre las arenas movedizas de la política y la sociedad mexicanas en tiempos de una prolongada crisis de derechos humanos requiere la habilidad de un trapecista.

Leer más

Leer completo

enero 13, 2016

Éste es un texto más sobre Chapo Guzmán

El viernes pasado hubo un déjà vu. El gobierno de la República, triunfal, anunció que había detenido al hombre más buscado del país. Primero a través de un tuit –“misión cumplida”, decía, con una asociación innegable al anuncio de George W. Bush cuando declaró el fin de la segunda guerra de Irak, responsable, entre otras cosas, de la creación de ISIS–. Luego a través de un mensaje. Luego en otro. Ambos cerrados a preguntas, con el puro fin de celebrar lo que se había celebrado hace 13 años y hace dos.

Leer más

Leer completo

enero 4, 2016

Las armas en México, tema pendiente en la agenda nacional

Todos hemos escuchado el problema relacionado a las armas de fuego que se vive en los Estados Unidos (EEUU). Del 1 de enero al 30 de noviembre del 2015 surgieron 351 tiroteos masivos, definidos como aquellos en donde se le dispara a cuatro personas o más. Es decir más tiroteos masivos que días en el año.1

Leer más

Leer completo