mayo 23, 2017

Manada, periodismo y crimen organizado

Un periodista asesinado no es ni más ni menos importante que cualquiera otro de los miles de mexicanos que han muerto víctimas de la ola de violencia que se desató en el país en la última década. Un periodista, asesinado por el hecho de ser periodista, adquiere mayor relevancia pues su muerte atenta no solo contra un persona sino contra el derecho de todos los mexicanos a la libre expresión. Igual que como cuando matan a un defensor de derechos humanos por el hecho de defender los derechos otros o cuando matan a un ministro de culto por el hecho de ejercer su libertad de creencia. El móvil, pues, sí importa, e importa mucho. Cuando la persona asesinada es, además de un periodistas al que mataron por ser periodista, alguien de la talla profesional y moral de Javier Valdez no solo crece la indignación sino también el sentimiento de vulnerabilidad.

Leer más

Leer completo

Los homicidios de periodistas como Javier Valdez y Miroslava Breach, o de defensoras de los derechos humanos como Míriam Rodríguez, no son consecuencia solamente de la dignidad y valor con el que defendieron sus (nuestras) causas. Las justificaciones cobardes que se escuchan en la vox populi –en redes sociales por ejemplo— como “se metieron con quien no debían” no revelan una máxima universal, un hecho de vida o una moraleja. Esta especie de pensamiento consecuencialista que celebra lo práctico por sobre toda consideración moral es más bien el síntoma de que nuestra sociedad tiene una cultura no solamente de la impunidad, sino que sufre la persistencia de un pensamiento que fácilmente puede ser identificado con lo feudal, con una estructura social de vasallos y señores. Esta forma de pensar, esta mentalidad, es la cristalización simbólica de una realidad estructural objetiva que está detrás de estos homicidios: vivimos en una sociedad estamental cuyas diferencias son tan profundas que determinan a quién se le aplica la ley del Estado o a quién se le deja morir por la ley de la selva.
Leer más

Leer completo
Leer completo

diciembre 3, 2013

Trascendió sin confirmar

medios

El 3 de diciembre, alrededor de las 11 de la mañana, surgió la primera información. Andrés Manuel López Obrador había ingresado al hospital de Médica Sur por “problemas en el corazón”.

La noticia provenía de SDP (antes Sendero del Peje), un sitio de internet dirigido por Federico Arreola. Citaba a “fuentes cercanas” y “usuarios de Twitter”.

Leer más

Leer completo

octubre 30, 2013

Sobre el #EstadoDeMedios

logo-banner-bueno-seminario

Los días 28 y 29 de octubre se llevó a cabo la primera versión del seminario internacional “El estado del periodismo y los medios: Periodismo de investigación / Investigación sobre periodismo”, organizado por la maestría en periodismo y asuntos públicos del CIDE.

La Redacción, en representación de Nexos (que, por transparencia, avisamos, fungió como patrocinador del evento) asistió a la conferencia inaugural, impartida por Jon Lee Anderson, reconocido periodista estadounidense que escribe para The New Yorker.

Leer más

Leer completo

agosto 22, 2013

Respuesta de Viridiana Ríos a Artículo 19

DP-quien_los_esta_matando01-web

 

A raíz de la investigación de Viridiana Ríos, ¿Quién mata a los periodistas?, publicada en nuestra edición de agosto de 2013, la organización Artículo 19 envió un documento con observaciones a la redacción de Nexos. A continuación presentamos la respuesta de la autora al texto de Artículo 19.

Estimado Artículo 19:

Gracias por leer y gracias por su admirable labor en favor de la libertad de expresión.

Ustedes argumentan que mi artículo carece de una variable fundamental: las autoridades corruptas. Son éstas las que asesinan periodistas. Para prueba, mencionan que de acuerdo a sus investigaciones periodísticas en una de cada tres agresiones el presunto responsable fueron las fuerzas de seguridad.

Eso dicen ustedes.

Yo argumento que cuando grupos delincuenciales se enfrentan, los periodistas son asesinados con más frecuencia. Son los enfrentamientos los que sientan el terreno para que se asesinen periodistas. Para prueba, menciono que de acuerdo a mi modelo econométrico existe una correlación positiva y significativa entre rivalidad delincuencial y la muerte de periodistas.

Eso digo yo.

Leer más

Leer completo

agosto 9, 2013

El valor de un periódico

bezos

En la última semana, tres de los iconos de la prensa escrita en Estados Unidos han cambiado de manos: The Boston Globe, Newsweek y The Washington Post. Los dos periódicos han sido adquiridos por magnates (John W. Henry y Jeff Bezos), mientras que la revista pasó a un grupo desconocido.

El primer anuncio fue el de The Boston Globe, que era propiedad de The New York Times. El Times se había hecho del Globe en 1993, en la última década de auge de los medios impresos, por la exorbitante cantidad de 1,100 millones de dólares. Su venta, anunciada a mediados de esta semana, fue por 70 millones de dólares. Es decir, por el 6 por ciento del pago original.

Leer más

Leer completo

Hace un par de días las instalaciones del periódico Mural en Guadalajara, parte de Grupo Reforma, fueron atacadas con dos explosivos por desconocidos. Este ataque se suma a otros ataques en contra de los medios de comunicación en nuestro país este año, como los ataques a el Siglo de Torreón y al periódico Zócalo (que anunció que dejaría de cubrir temas de crimen organizado). Los recurrentes ataques a la prensa y a la libertad de expresión, ha llevado al Comité de Protección a Periodistas, a catalogar a México como el país con más periodistas desaparecidos y uno de los países donde ejercer el periodismo es de más alto riesgo. Esto se suma a la preocupación recurrente de órganos de derechos humans y libertad de opinión de la ONU sobre la condición de violencia en contra de la prensa que se vive en México.

Artículo 19 dedicada a la defensa de la libertad de expresión presentó, en meses pasados, un amplio reporte sobre las amenazas y ataques en contra de medios de comunicación y periodistas en México.

Leer más

Leer completo

A menos de 40 días de las elecciones parecería que se respira política. Las pláticas de café y las discusiones se centran, más que en cualquier otro momento, en temas de campaña, en cuestionamientos de por quién votar y por qué votar por una u otra de las opciones que se nos presentan a los mexicanos. Las calles están tapizadas de propaganda/basura, la radio y la televisión nos inundan con spots y noticias relacionadas con los candidatos, sus campañas, sus compinches, sus aciertos y sus metidas de pata; las casas encuestadoras y los periódicos dan semana tras semana cifras de las tendencias que presentan los simulacros de votación realizados por cada una de éstas y en las redes sociales se publica cada segundo información, notas periodísticas, fotos, videos, testimonios y opiniones en torno al tema nacional: la elección del próximo primero de julio.

En la próxima elección votarán cerca de 50 millones de mexicanos. La lista nominal del IFE cuenta con casi 80 millones de ciudadanos registrados (77,288,655)[1] de los cuales, de acuerdo con el mismo organismo, votará cerca del 60%, es decir, alrededor de 46,373,193 mexicanos. En el año 2006, con un padrón de poco más de 71 millones de ciudadanos la participación fue de 58.55% lo que quiere decir que votaron casi 42 millones de mexicanos. Para esta elección hay entonces poco más de 4 millones de nuevos votantes.

Sería difícil -y hasta absurdo- argumentar que la información obstaculiza la democracia, parecería lógico valorar como mejor una decisión más informada, discutida y analizada: y que las redes sociales así como los medios tradicionales de comunicación parecen ser los responsables de esta tarea. De acuerdo al más reciente estudio realizado por GAUSSC la decisión de por quién votar está determinada en primer lugar por lo que se lee, ve o escucha de analistas políticos en periódicos radio o televisión (27%) y lo que dicen los anuncios de las campañas en radio y TV(27%); seguido por la costumbre, 15%, la opinión de familiares, amigos y colegas de trabajo (18%) y por último el 3% menciona lo que sucede y se dice en las redes sociales. [2]

Leer más

Leer completo

noviembre 29, 2010

Wikileaks y el periodismo

jou

En el número de la primera semana de junio de la revista  New Yorker, salió publicado un largo perfil sobre Wikileaks y su fundador Julian Assange. Antes de las últimas filtraciones publicadas por la página con los cables diplomáticos del gobierno estadounidense, estaba pasando algo poco común en la prensa. La información alrededor de Wikileaks, no sólo trataba del contenido difundido, sino del medio por el que se difundía y la relación con otros medios de comunicación. Es decir, entre una y otra filtración importante de Wikileaks, el medio era la nota, no el contenido. Aquí algunas razones de por qué no sólo el contenido es importante sino la forma en la que ha sido revelado.

Al New Yorker, Assange le dijo sobre el periodismo:

Quiero montar un nuevo estándar:’el periodismo científico’. Si publicas un documenta sobre el ADN, estás obligado, por todos las revistas académicas de biología buenas, a entregar los datos con los que informaste tu investigación–con el objetivo de que otras personas puedan replicarlo, checarlo, y verificarlo. Entonces algo así se necesita hacer con el periodismo también. Hay una desequilibrio de poder inmediato, pues los lectores no pueden verificar lo que se les está contando, y eso provoca abusos.

Ser absolutamente imparcial es ser un idiota. Esto querría decir que tendríamos que tratar el polvo en la calle igual que a las personas que han sido asesinadas.

Leer más

Leer completo