marzo 23, 2017

¿Y sobre las armas de fuego?

Cada vez más, Estados Unidos acepta su responsabilidad en la alta disponibilidad de armas en México. El presidente Obama hizo un reconocimiento público en su visita a la Ciudad de México en 2013. Por su parte, y aunque lo ha hecho para justificar la construcción del muro, el presidente Trump también ha reconocido el problema.

Leer más

Leer completo

junio 22, 2015

Las armas en Estados Unidos

armas

El 18 de junio el Presidente de Estados Unidos hizo una declaración triste sobre el tiroteo que ocurrió en Charleston. Este tipo de discursos han sido usados recurrentemente por los presidentes del país vecino. El mismo Obama menciona que ha tenido que dar ese tipo de declaraciones demasiadas veces, en respuesta a tragedias que, como ésta, ocurren con frecuencia.

Leer más

Leer completo

Recientemente han salido dos artículos académicos intentando explicar el impacto del tráfico de armas provenientes de Estados Unidos en el número de homicidios en nuestro país. Normalmente identificar una relación directa entre la venta de armas y los homicidios no es un trabajo sencillo. Sin embargo una política pública particular, estadounidense, le ha dado a los investigadores un punto de referencia que les permite avanzar en la identificación de este impacto.

En el año 2004 el gobierno estadounidense a nivel federal levantó la prohibición a la venta de “rifles de asalto” (sobre todo AK-47 y AR-15) que había durado desde 1994 (AWB por sus siglas en inglés). Incluso ha reconocido que al menos 60,000 armas fabricadas en Estados Unidos han sido localizadas en México desde el 2004. La extinción de la AWB rápidamente tuvo un impacto en la ventas de armas en los estados donde no se implementó una prohibición local, como lo fue en California, permitiendo el incremento en la venta de rifles de alto poder.

Leer más

Leer completo

Hace varios meses la agencia para el Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) de Estados Unidos enfrenta un escándalo surgido a partir de las denuncias de sus propios integrantes en contra de la operación llamada “Rápido y Furioso”. La operación que pretendría capturar una red de traficantes de armas vinculada al narcotráfico, consistió en facilitar armas a compradores irregulares, sabiendo que estos compradores las venderían a otras personas quienes las acumularían o venderían a terceros. La ATF pedía a tiendas de armas que pese a saber que el comprador era irregular le vendieran todas las armas que solicitara, después registraban los números de serie de las armas, y no intervenían de ninguna manera en el tráfico subsecuente. La expectativa de los funcionarios de la ATF, en particular de los responsables del destacamento en Phoenix, era que esas armas después aparecerían como usadas en crímenes y eso permitiría rastrear todo el trayecto ilegal del arma.

El problema de dicha estrategia es que presuponía que las armas serían usadas en crimenes que implican violencia y probablemente muerte. Normalmente los agentes de la ATF dejan que un comprador irregular compre las armas, lo siguen y después si hace una transacción o no, lo detienen hasta quitarle las armas. En este caso no fue así. Al menos 1730 armas de las cuales la ATF sabía de su existencia y tráfico fueron facilitadas a los compradores irregulares y no se les dio ningún seguimiento dentro del mercado negro hasta que aparecieron en crimenes.
Leer más

Leer completo