octubre 17, 2016

Sinaloa: las formas de nombrar la violencia

El pasado 10 de agosto, mientras asistía a un evento oficial relacionado con temas de seguridad, el gobernador de Sinaloa Mario López Valdez (Malova) fue cuestionado sobre el incremento de la violencia en la entidad. A la pregunta expresa sobre la incesante ola de homicidios que había inundado el paisaje local los primeros días del mes – y que incluía el asesinato de un adolescente de 14 años, de una joven menor de edad, del director del concurso de belleza Miss World México y del ex alcalde del municipio de El Rosario—enfático respondió: “tenemos un estado que, por tradición, tiene una alta actividad delincuencial”. No contento con la vaguedad de su respuesta, Malova abundó: “Los que andan delinquiendo no están saliendo de Los Pinos, ni de Palacio de Gobierno, están saliendo de nuestras casas. Y todos tuvieron padre y madre; todos fueron a la escuela y tuvieron maestros; algunos de pasada pasaron (sic) por la Iglesia; y algunos leen a veces, o ven telenovelas y toman algún ejemplo para sus conductas, muchas veces cansados de ver este tipo de cosas”.

Leer más

Leer completo
Leer completo

septiembre 2, 2014

Cinco apuntes sobre el segundo informe de gobierno

informe

  1. La estética. Previo al anuncio, dos periodistas en transmisión oficial hicieron la guía turística de Palacio Nacional. Durante la transmisión, dada la colocación de micrófonos, parecía que aplaudían con el resto de la multitud cada que había pausa celebratoria. Aunque lo ocurrido no fue un informe en sentido estricto –fue un acto relacionado, ya que el acto protocolario ocurría cada 1 de septiembre frente al congreso- fue un regreso a las viejas tradiciones del poder. Embajadores, funcionarios, gobernadores de varios estados, representantes de los otros poderes. Incluso inserciones pagadas en los diarios de principal circulación para celebrar el evento. Esto aunado al desafortunado espectáculo del Zócalo como estacionamiento de los asistentes.
  2. El pre-anuncio del aeropuerto. Como se había filtrado en días anteriores, y como se anunciará oficialmente el 3 de septiembre, ya existe un proyecto a largo plazo para ampliar la capacidad del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Esto, a pesar de que varios especialistas han dudado si el lago de Texcoco –donde parece se construirá- es el espacio óptimo para la nueva obra.
  3.  La desaparición de “Oportunidades” y su remplazo por “Prospera”. Encuadrado como el principal cambio de política social para los próximos años, “Prospera” suena a una versión recargada del programa anterior. En teoría incluirá mayores becas y beneficios; no queda claro si será para las personas ya afiliadas o si se modificarán los requisitos para ser beneficiario. El cambio, al menos de nombre, se da tras una admisión del presidente que la política social, en su configuración actual, no funciona como debería.
  4. El anuncio de la disminución de recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos hacia el gobierno federal. Algo bueno, aunque también puede verse al revés, dada la cercanía del ombudsman, Raúl Plascencia, con el presidente, o su predilección por la farándula sobre otras cosas.
  5. Reducción de violencia. Según lo anunciado en el mensaje, hay 27.8% menos homicidios dolosos en lo que va del año en comparación con 2012, así como disminuciones en robo, secuestro y extorsión. Falta ver cómo se midieron los datos, cuál es su fuente y si las fuentes citadas presentan la misma información. Recordemos que INEGI y el SNSP rara vez están de acuerdo.

Esteban Illades es editor de Nexos en línea.

Leer completo

septiembre 17, 2013

Lo escondido del primer informe

AP-10

El Primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto parece haber pasado de largo sin dejar mucha huella, sin que lo hubiéramos sometido al juicio crítico de siquiera revisar su veracidad.

En términos mediáticos, como herramienta de comunicación, puede regateársele poco al Mensaje del Primer Informe. El Presidente reafirmó la imagen de transformación con la que construyó una candidatura y alcanzó la presidencia. Un discurso pulido, ágil, sustentado en frases breves, cuidadosamente acomodadas en párrafos cortos, saturados de alusiones al movimiento. Un discurso con pocas cifras que distraen y muchas imágenes que emocionan. Un discurso que parecía construido para perder la atención en los temas más problemáticos de esta administración- la economía- y para ganarla nuevamente en la reiteración constante de la capacidad política de este gobierno- para tejer acuerdos, para lograr consensos, para convocar aplausos-. Aún así, entre pocos resultados descontextualizados y muchas intenciones pendientes, nos hablaba un presidente que renunciaba con ello a su otra gran marca: “los compromisos cumplidos”. Y he ahí el problema de este Informe.
Leer más

Leer completo

julio 17, 2013

Escenarios posibles tras la captura del Z-40

z40

La detención de Miguel Ángel Treviño Morales, líder de los Zetas, ha llevado a algunos analistas a predecir una nueva ola de violencia entre carteles, mientras que otros analistas sugieren que los Zetas se han debilitado y que una era violenta ahora termina.

La verdad, claro está, se encuentra en medio de los dos extremos.

La creencia popular sobre la llamada “kingpin strategy” –“estrategia de capos”, la cual implica detener o matar al líder de un grupo violento- es que lleva a un mayor nivel de violencia. Esto sucede cuando las organizaciones se fragmentan y los grupos recién creados pelean entre sí por el control del mercado.

Leer más

Leer completo

Tepichulos y guapiteñas”. Lentes de colores y/o sin micas, escapularios al cuello, tenis marca “Jordan” y banditas en el cabello. Ceja depilada o con fleco “geleado”. Aficionados al raggaeton. ¿No es el único género musical que les gusta? Es lo de menos: ahora son reggaetoneros.

Éstas y otras descripciones fluyeron como el agua en medios impresos y electrónicos hace un par de semanas cuando un grupo de jóvenes dañó instalaciones del metro Cuauhtémoc e Insurgentes y parte de ellos se enfrentó con granaderos en colonias cercanas al centro de la capital del país. A esto, se suman los hechos registrados el pasado sábado al interior y alrededores del metro Chabacano y las respectivas coberturas noticiosas.

Además de superar la falta de rigor informativo que caracteriza muy superficialmente a los participantes en los hechos mencionados, necesitamos acercarnos en la mayor medida posible a las condiciones sociales, económicas y de desarrollo humano que los han marcado desde el inicio de su vida y que sin duda, incidirán en su futuro y el de sus (nuestras) comunidades.

“No pido soluciones: pido que alguien se atreva a hacer las preguntas pertinentes”, dijo Octavio Paz al hablar en general de la compleja problemática nacional en 1977. Aunque partamos de reconocer que la conducta humana es impredecible, es decir, no está determinada por las condiciones sociales en las que vivimos (individuos que padecen iguales condiciones de vida actúan de manera distinta), la provocadora línea de Paz es un buen marco para concretar algunas interrogantes y aportar algunos datos significativos sin tratarse de un diagnóstico exhaustivo.

Leer más

Leer completo

Hace poco más de un mes salió el libro The better angels of our nature: why violence has declined (“Los mejores ángeles de nuestra naturaleza: por qué la violencia ha bajado) del psicólogo Steven Pinker (el adelanto de su investigación lo presentó en los TED Talks hace cuatro años como se puede ver en el video, con subtítulos, que está arriba de este post). En él presenta distintas fuentes académicas para demostrar que a lo largo de los siglos la violencia entre los humanos ha ido bajando. Lo que quiere cuestionar Pinker es la idea de que nuestras sociedades modernas son particularmente violentas (en contraste con la idea romántica de pequeñas comunidades premodernas y pacíficas), y que esta supuesta prevalencia de la violencia social está motivada por la modernidad misma.

Pinker elabora algunas explicaciones posibles sobre la reducción de la violencia:

  1. La construcción de los Estados.
  2. El crecimiento de las ciudades.
  3. El “encarecimiento” de la vida humana.
  4. Los beneficios de la cooperación.
  5. La expansión de las oportunidades para generar empatía.

Sin embargo, la explicación más general que da es que hay ciertos valores, e ideas de la modernidad que han cambiado la forma en la que se relacionan la personas al grado de reducir los conflictos y reacciones cotidianas más violentas. Para muchos lectores, esto implica una defensa, sin muchos matices, de las ideas de “modernidad” y “progreso moral”.

Considerando el incremento reciente en la violencia en México, en particular su crueldad, no es sorprendente que este libro poco a poco vaya teniendo impacto en la discusión pública. Por ello, vale la pena considerar algunas de las críticas que sea han publicado en distintas revistas. En todas ellas se reconoce la reducción histórica de la violencia (con matices, pues a veces son importantes los números totales, y a veces las proporciones), pero se cuestionan los ejemplos y la respuesta a la pregunta que el mismo Pinker se hace en el título del libro.

Leer más

Leer completo

Imagen: Omar Arcega

Hace unos días grupos empresariales, personas, organizaciones civiles y medios de comunicación firmaron el “Acuerdo Informativo para la cobertura de la Violencia“. El título es intrigante porque contiene la palabra violencia con V mayúscula y se trata en abstracto como si no se le pudiera atribuir origen alguno. Esto es particularmente interesante porque contradice uno de los puntos del acuerdo, probablemente el más importante, que establece que los firmantes se comproten a “Atribuir responsabilidades explícitamente”:

La información que se difunda sobre el crimen organizado debe asignar a cada quien la responsabilidad que tenga sobre los hechos de violencia. En caso de que alguna acción del Estado en el combate a la delincuencia organizada caiga en excesos, esté fuera de la ley o viole derechos humanos, siempre habrá que consignarla. Una de las funciones de los medios es consignar y denunciar el ejercicio indebido del poder. Y cuando la acción del gobierno involucra el uso de la fuerza pública, esta función es aún más esencial. Por otra parte, cuando la acción del Estado se realice dentro de la ley, debe quedar claro que la violencia es producto de los grupos criminales.

El punto es importante no sólo porque se corre el riesgo de que el gobierno y los criminales evadan responsabilidades sobre sus actos, sino por el riesgo que implica reforzar un discurso de por sí generalizado de “la Violencia” como ente abstracto sin control ni responsabilidad alguna.

Leer más

Leer completo

damo

Hace algunos días recibí un correo muy entusiasta de una amiga en donde mandaba el Epílogo de una desaparición, de los auto-denominados “ex misteriosos desaparecedores” (que ironizaban sobre el hecho de que el gobierno federal se hubiese negado a llamar secuestro al plagio de Diego Fernández de Ceballos). Como si este discurso falaz, que no nos es desconocido, tuviese algo que decirnos sobre la realidad del México actual, para proponernos como única solución la lucha armada. Claro que tomando en cuenta el discurso tan limitado de los carteles que los narcotraficantes colocan sobre los cuerpos, estos comunicados tienen un aire de romanticismo.

Mi artículo pretende ser un análisis de los argumentos de los desaparecedores, que citan como epígrafe a Bertolt Brecht, para legitimar el uso de la violencia revolucionaria. Es cierto que leyendo los comunicados firmados por la “Red de Transformación Global” (sus pretensiones no son pocas), resultan aparentemente coherentes, con un lenguaje ciertamente de impronta académica,  su vocabulario es amplio y difícilmente pueden ser lectura de obreros y campesino, a quienes se dirigen. Los comunicados repiten ciertos argumentos de las FARC y recuerdan la dicotomía entre pobres y ricos de los discursos de López Obrador. Si bien la postura de muchos analistas de izquierda no ha sido, como en los tiempos del EZLN, alegrarse por la aparición de un nuevo movimiento revolucionario sino que han preferido adoptar la idea del auto-secuestro para posicionarse como candidato presidencial. Sospecha poco probable, teniendo en cuenta que el secuestro y la demanda de un rescate monetario ha sido un recurso frecuente de las guerrillas.

Leer más

Leer completo

julio 4, 2010

Mi Ciudad Juárez

Foto: Isbi

Foto: Isbi

La de Jessica, quien ya mejor no ve las noticias porque luego no puede dormir en la noche. Quien compró su casa por una ganga luego de que el mercado inmobiliario de Juárez se viniera abajo, porque quién quiere quedarse. En Juárez, la propiedad no vale nada.

La de Octavio, quien tuvo que vender sus propiedades, su camión de pasajeros, para evitar que volvieran a balacear el portón de su casa, porque a la próxima ahora sí se muere. Quien ahora maneja un taxi por concesión mientras se calma la cosa porque qué nos queda mas que esperar, ya vendrán tiempos mejores. En Juárez, el trabajo duro se desvanece en un segundo, en una extorsión, en una amenaza.

Leer más

Leer completo