Durante las últimas semanas una confesión religiosa ha logrado acaparar un espacio considerable dentro de la opinión pública a punta de escándalos. Primer acto: se difunde la noticia de que fieles de La Luz del Mundo se congregaron en el Palacio de Bellas Artes (los más acaudalados, dentro y de smoking, impecables; los menos adinerados se conformaron con ver a su máximo líder salir a saludar a uno de los balcones laterales del recinto) para celebrar los 50 años de vida de quien estiman como interlocutor directo de Dios, el Apóstol Naasón, en un culto disfrazado vulgarmente de concierto de ópera. Al evento asistió un puñado de legisladores y las piezas musicales fueron interpretadas por la orquesta de la Marina Armada de México.

Segundo acto: Naasón Merarí Joaquín García, Apóstol de La Luz del Mundo, hijo de Samuel Joaquín Flores, a su vez, hijo del fundador, Eusebio Joaquín González, fue detenido el martes de la semana pasada en California por delitos relacionados con abuso sexual, abuso a menores y tráfico de personas. Según información de El País, Naasón está acusado de haber realizado actos sexualmente degradantes en contra de menores de edad, tocamientos, violaciones “con gran daño físico” para la víctima y sometimiento de una persona para realizarle sexo oral. Xavier Becerra, fiscal general de California, lo calificó como un “demente”, y ha pedido para él la fianza más alta de la historia: 50 millones de dólares. Becerra temía que los fieles puedan cooperar para pagar la fianza de Naasón.

Hay una pregunta que no ha dejado de rondar en los medios de comunicación y en el debate general: ¿qué es La Luz del Mundo y por qué, después de dar una golpe en la mesa de la opinión pública con el recital de Bellas Artes, su suerte los llevó a la ruina en apenas unos días? A raíz de esta pregunta elemental, decidí realizarle una entrevista a una de las sociólogas de religión más importantes de nuestro país: la doctora Cristina Gutiérrez Zúñiga. En los siguientes párrafos se desarrolla el diálogo sobre esta iglesia, fundada en 1926 por un humilde campesino de nombre Eusebio Joaquín González. La congregación, que comenzó apenas con algunos cientos de fieles, hoy reporta 5 millones de fieles en 50 países del mundo, con comunidades de oración en Italia, Alemania y Suiza.

Ilustración: Oldemar González

David Ricardo Flores: ¿La Luz del Mundo es una iglesia evangélica?

Cristina Gutiérrez Zúñiga: Tiene el principal rasgo evangélico en el sentido de que es el Evangelio su texto sagrado, interpretado de manera directa, rompiendo la doctrina y la interpretación que la iglesia católica había construido sobre él, y buscando reconstituir a la comunidad cristiana a imagen de lo que fueron las primeras comunidades después de Jesucristo.

DRF: ¿Qué los hace diferentes de otras iglesias evangélicas?

CGZ: Son además pentecostales (muchísimas evangélicas lo son, pero no todas; digamos que el pentecostalismo es una corriente que atraviesa a muchas iglesias, incluso al propio catolicismo). Esto quiere decir que su liturgia se orienta a la experiencia de recepción de los dones del espíritu (no a su conocimiento formal como credo u orientación teológica, sino a la percepción corporal/sensorial/emocional de su presencia viva y actuante). Además, -y eso es el elemento diacrítico respecto a todas las demás iglesias-, creen que el Apóstol fundador es un elegido directo de Dios. Esta elección ha recaído sucesivamente en miembros del linaje directo del primer Apóstol, aunque no primogénitos. Esto ha conducido, a ojos de los evangélicos, en una divinización de su líder incompatible con la creencia evangélica para quien sólo Dios es divino.

DRF: ¿No es particularmente interesante que la Luz del Mundo surja en Jalisco, territorio profundamente católico, con importantes veneraciones como la Virgen de Zapopan y San Juan de los Lagos?

CGZ: Sí, resultaba improbable, y sin embargo…

DRF: ¿Qué es la Teología de la Prosperidad?

CGZ: Es una orientación teológica que se basa en una valoración positiva de los bienes del mundo (no sólo salud, sino bienestar y prosperidad económica) como signo de bendición de Dios para quienes tienen fe. En el siglo XVI la ética protestante comenzó con la interpretación original de la riqueza como bendición por ser resultado del trabajo metódico, y recientemente esta orientación que se ha expandido fuertemente entre los evangélicos y pentecostales (ojo: no en todos) subraya simplemente la riqueza y el bienestar como bendición para los que tienen fe. El otro principio fundamental de esta orientación teológica es la concepción de vivir en medio de una guerra espiritual, en la que así como los bienes son resultado directo de la bendición de Dios, los males lo son de la intervención de Satán. Cada sujeto vive intensamente esta lucha en lo cotidiano (la enfermedad, la adicción, la falta de trabajo) e incita constantemente alimentar y manifestar la fe, a cerrar la puerta a cualquier duda. Casi cualquier desgracia personal o social es vivida como consecuencia de la acción de Satán.
 
DRF: ¿Hay chantaje emocional hacia los fieles de la Luz del Mundo? 

CGZ: Weber dice que a diferencia del Estado, la Iglesia es una asociación hierocrática cuyo medio específico es la coacción psicológica (no la violencia). Es decir, desde este concepto sociológico, la respuesta es afirmativa, pero no sólo La Luz del Mundo: es un rasgo compartido con las demás iglesias. Lo que es distinto es la importancia carismática de su líder, y la visión de que solo en la iglesia se encuentra la gracia o posibilidad de salvación. La concentración territorial a través del modelo de colonias “Hermosa Provincia” [los fieles siempre viven en los mismos barrios] fortalece además la vigilancia entre hermanos.

DRF: Se dice que el Apóstol y otros pastores tienen revelaciones en donde Dios les otorga permiso de tener relaciones sexuales con mujeres y niños de forma arbitraria, ¿qué de cierto tiene eso?

CGZ: Lo han  negado sistemáticamente, pero el rumor ha permanecido desde el fundador Aarón, su hijo Samuel y su nieto Naasón. Samuel fue denunciado penalmente por algunos miembros de la iglesia creo que en 1998 o 97, pero el caso no prosperó. Según me acuerdo, la denuncia no fue ratificada. No se supo nada de los denunciantes.

La sociología no es buen testigo judicial, solo podemos observar que existen las condiciones para que el abuso sea posible y sea silenciado, y que estas condiciones no son exclusivas de La Luz del Mundo.

DRF: ¿Cómo serían los fieles de la Luz del Mundo si les hacemos una radiografía demográfica?

CGZ: Clase media baja. Andan en la cuarta o quinta generación de creyentes (los conversos fueron sus bisabuelos). Los que viven en los modelos territoriales Hermosa Provincia tienden a conformar una comunidad económica autárquica en la medida de sus posibilidades (al ver el mapa uno puede ver “negocitos” de los miembros, y la ausencia de grandes comercios que “extraigan” el beneficio económico de entre los miembros. Eso está en una tesis de Pedro Hernández). 

Tienen escuelas y hospitales construidos por el Estado pero con colaboración de la iglesia, y cuyo personal suele compartir su orientación religiosa por lo menos en cierta proporción. Tienen su propia universidad, y han empujado la formación de profesionales entre sus miembros en áreas clave para el crecimiento de la iglesia (comunicación, relaciones internacionales…). Pero no todos acceden a ella, es un privilegio.

Tienen “sólo” el 0.2% de las preferencias religiosas en el país, en el censo de 2010. Los Testigos de Jehová, que son la minoría más importante, tienen 1.4%. Pero no es poco si consideramos que es una iglesia particular, no un grupo u orientación religiosa: en conjunto las protestantes históricas (metodistas, congregacionales, bautistas, episcopalianas) tienen 0,7%. (Ellos cabildearon en el INEGI para tener su propia subcategoría censal y no ser sumados ni con los evangélicos, ni con los protestantes.)

DRF: Muchos comparan a La Luz del Mundo con la Iglesia Universal del Reino de Dios, mejor conocida como Padre de Sufrir; ¿hay semejanzas?

CGZ: Me parece que sólo comparten un estilo de culto pentecostal (exaltación emocional, experiencia del espíritu), y últimamente Naasón había introducido más claramente la orientación de la Teología de la Prosperidad (que es el rasgo que define a la Iglesia Universal de Jesucristo, conocida en cierto momento como Pare de Sufrir). Pero su modelo congregacional es opuesto: La Luz del Mundo busca una pertenencia religiosa exclusiva, e incluso conforma comunidades territoriales (ver mapa), mientras que la Iglesia Universal está abierta a la multipertenencia (sus practicantes combinan su pertenencia original con la participación en servicios de exorcismo, o de prosperidad) y no son territoriales. Sus lugares de culto están dispersos en puntos nodales o de alta conectividad y fácil acceso en la ciudad.

Aquí vemos la ubicación de los templos de La Luz del Mundo en Guadalajara. Se encuentran concentrados en el oriente [zona históricamente empobrecida], y sólo se dispersan en el área de fuera del Periférico, es decir, se salieron del patrón oriente/poniente de nuestra ciudad en la etapa en la que el crecimiento rebasó este circuito [y se desarrollaron zonas periféricas también empobrecidas]. Tomado de Cristina Gutiérrez, Renée de la Torre y Cintia Castro. Una ciudad donde habitan muchos dioses. Cartografía religiosa de Guadalajara. México: El Colegio de Jalisco, CIESAS-Occidente, 2011.

DRF: ¿Están disputándose con otras iglesias evangélicas el agrado del Presidente?

CGZ: Hay signos de ello. Lo que es claro es que La Luz del Mundo ha buscado su propia interlocución con el Gobierno, no a través de Partido Encuentro Social ni la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas. No se asocian ni han sido bien vistas por los otros evangélicos ni pentecostales por las razones que te comenté (si te fijas, nadie los está defendiendo).

DRF: ¿Qué tipo de evangelismo profesa el Presidente? ¿Se sabe?

CGZ: Nació en un área de importante presencia adventista. Pero sus referencias religiosas no son confesionalmente específicas, son cristianas o evangélicas en general.

David Ricardo Flores: ¿Cuáles fueron los nexos de la organización con el PRI?

Cristina Gutiérrez Zúñiga: El gobernador Marcelino García Barragán era amigo del Apóstol fundador [Eusebio Joaquín González]. Otorgó los terrenos en donde se construyó la Hermosa Provincia y facilitó la dotación de servicios. Se inicia un arreglo clientelar que se prolonga por muchos años, pero que se adapta a nuevos vientos: en el Michoacán del PRD funcionaron de la misma manera.

DRF: ¿Y ahora, con Movimiento Ciudadano?

CGZ: Operan de forma idéntica.

DRF: ¿Qué significa que hayan logrado abrir Bellas Artes?

CGZ: Que tienen una comunicación directa con instancias gubernamentales y presencia legislativa, y que estaban en plena campaña de visibilización y legitimación públicas, cuando…¡pum!

DRF: ¿Debería de preocuparnos que en el evento estuvo presente el presidente del Senado y que la orquesta de la Marina amenizó el evento?

CGZ: Me dice Renée de la Torre (autora del principal estudio sobre esta iglesia, Los hijos de la Luz) que la de la Marina y el Ejército no es una vinculación nueva: desde tiempos del primer Apóstol (que fue recluta) ha habido esas relaciones y esas preferencias estéticas en la iglesia. Lo del presidente del Senado sí es elocuente sobre un muy alto nivel de interlocución.

DRF: ¿Por qué ellos se reconocen como “juaristas”?

CGZ: Su marco de sobrevivencia como minoría en territorio cuasi monopolizado por el catolicismo ha sido históricamente el laicismo juarista. Así se han proclamado desde sus orígenes y tienen rituales patrióticos que lo enfatizan. Su “oferta” político-social durante mucho tiempo ha sido el generar “buenos ciudadanos para la Patria”.

DRF: ¿Cree que mucho del rechazo al evangelismo es clasismo y desconcierto por nuestra cultura católica?

CGZ: Sí. La cultura católica es legítima en un sentido social, cultural e histórico. Los evangélicos son vistos como “arribistas” a un mundo de formas establecidas y compartidas por la élite.

DRF: ¿Ve un crecimiento importante de las iglesias evangélicas en México al grado de meter en problemas a la Iglesia Católica?

CGZ: La distribución territorial de estos grupos es desigual. Hay lugares en que decididamente lo son: en 70 municipios del país, el catolicismo es minoría y eso que son datos del 2010 (dieciséis municipios más que en el 2000).

Los municipios en amarillo tienen de 0 a 49.9% de población católica, y son 70. Este mapa fue diseñado por Renée de la Torre y Cristina Gutiérrez, con datos del Censo General de Población y Vivienda  2010, y elaborado por Carlos González de Luna. Se encuentra en prensa.

DRF: ¿Por qué las iglesias evangélicas están creciendo de esa forma en América Latina?

CGZ: No hay una sola explicación. Pero crecen más donde la iglesia católica ha tenido menor presencia histórica, y en los sectores más desatendidos por el Estado.

DRF: ¿Van a utilizar una estrategia propagandística masiva en radio y televisión?

CGZ: Lo pretenden.

DRF: ¿Cree que pronto veamos diputados y senadores abiertamente evangélicos?

CGZ: Depende de si hay cambios en la legislación sobre el carácter laico del Estado. De que los está habiendo, es un hecho, y que suele obedecer a las clientelas que los apoyan, en buena proporción creyentes. Que se manifiesten como tales, depende de que se adopte una versión de la laicidad más “positiva” o aceptante de la importancia social de las religiones, o nos quedemos con el modelo actual, cuya aplicación tiene mucho de simulación ritual.

DRF: ¿Qué opinión tiene la Luz del Mundo del aborto, el matrimonio igualitario y el consumo de drogas?

CGZ: Se han manifestado abiertamente por realizar los cambios legales que decida la mayoría de los mexicanos, pues de acuerdo a su visión de laicidad, no se debe imponer públicamente una moral particular. Pero internamente son radicalmente conservadores en esas diferentes materias.

DRF: ¿Podemos hablar de conductas cercanas a la esclavitud de mujeres dentro de La Luz del Mundo?

CGZ: No lo sé.

DRF: ¿Cree que se abra una disputa interna fratricida dentro de los liderazgos de la Luz del Mundo si el Apóstol es procesado?

CGZ: Es un escenario posible, como puede haber otros. El liderazgo de Naasón podría mantenerse formalmente por algún tiempo. Hasta ahora el mensaje es de defensa de su inocencia e incluso de victimización, haciendo referencias bíblicas. A lo largo de la historia de las dos sucesiones que ya llevan, los reacomodos internos no han sido públicos, y las versiones de la elección divina se han construido procesualmente. Justo por esa elección se hace difícil su sustitución en vida, pero no es imposible. Paradójicamente el lugar central que ocupa en la organización de la iglesia hace al Apóstol al mismo tiempo imprescindible. Así que estamos al inicio de un proceso que probablemente sea largo y tenga varias facetas.

DRF: ¿Habrá Santa Cena (la fiesta más importante de La Luz del Mundo) sin Naasón?  

CGZ: No me atrevo a asegurar nada. Pero no me extrañaría que siguieran adelante con un evento conmemorativo, reenfocándolo a orar por el líder.

 

Cristina Gutiérrez Zúñiga
Socióloga por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestra en Sociología por la London School of Economics and Political Science (LSE). Es doctora en Ciencias Sociales por El Colegio de Jalisco. Es profesora e investigadora en la Universidad de Guadalajara. Ha publicado una decena de libros, una treintena de artículos en revistas nacionales e internacionales y más de 40 capítulos de libros. Coordinadora de la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas: RIFREM-CONACYT (2016). Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores nivel II.

David Ricardo Flores
Es estudiante de Ciencia Política en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).