El día de hoy en El Universal, Manuel Gil Antón, publica una breve interpretación de algunos datos de la “Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México 2009” que elaboran INEGI y CONACYT. Aparte de la sorpresa que se lleva Gil Antón con el “miedo” que muchas mexicanas y mexicanos parecen tenerle a los científicos, otras fuentes de “miedo” o por lo menos preocupación y/o alivio son la tecnología, los ovnis, los psíquicos y los números de la suerte. Gil Anton dice en su artículo:

Más de la tercera parte, dice el informe, considera eficaces las “limpias”. Esa proporción o más ha de ir a que le deshagan embrujos, los desamarren. Afirman no sólo que los ovnis andan rondando su vecindario, sino que tales platillos voladores —como se decía antes—, son o traen emisarios de otras civilizaciones.

Millones consideran que pueden ser objetos de daño por parte de personas con poderes mentales, desde el mal de ojo hasta desgracias mayores. Casi todos los encuestados estuvieron de acuerdo en que los mexicanos confiamos mucho más en la fe que en la ciencia. San Judas Tadeo, cada día 28, congrega a miles y miles en su templo. El empleo es milagro de Dios, y no tenerlo castigo del cielo.

¿Pero por qué no pensar en que la falta de empleo, de salud, de oportunidades en la vida se puede entender sin recurrir a la corte celestial? ¿Cómo es posible que en el lugar de la crítica racional, del conocimiento informado, la mayoría ubiquemos a distintas conjuras y seres insostenibles?

Más allá de si ciertas visiones del mundo deben o no predominar sobre otras (que claro, es una discusión posible, ¿ciencia occidental o remedio tradicional?), la pregunta más interesante es ¿por qué las personas sostienen creencias que en alguna medida dependen de controles más allá de los humanos? ¿por qué creer que no podemos tener algún control sobre el mundo que nos rodea y afecta?

Tal vez los datos no deben ser completamente sorprendentes, pues hasta el Instituto Politécnico Nacional tiene una Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, y en unas semanas se presentará Deepak Chopra en la ciudad de Puebla.

En en una página de CONACYT se puede descargar la base de datos de la encuesta completa pues hay otros temas que pueden resultar tan o más interesantes que los que aquí tocamos. A partir de la base de datos hicimos gráficas de algunas preguntas:

Para los más interesados, una aproximación científica a creencias no científicas muy bien argumentada la hace Richard Dawkins en un par de programas de televisión llamados, “Los enemigos de la razón” que se pueden ver aquí.