Foto; Boston Globe

Foto: Boston Globe

Una semana después del terremoto que sacudió Haiti todavía somos testigos de las crudas imagenes de un país destrozado material e institucionalmente. A unas horas del terremoto, la gente dentro y fuera de Haiti empezó a organizarse e idear formas de ayudar y salvar vidas.

Una de las historias más interesantes en esta tragedia es la de Ushahidi, un proyecto de software “open source” que permite la colección y el mapeo geográfico de reportes vía mensaje de texto, twitter, o web. Este software no es desconocido en México, ya que fué utilizado en el 2009 para el monitoreo ciudadano de las pasadas elecciones del 5 de Julio.

El objetivo de Ushahidi para Haití es claro: proveer una plataforma que pueda ser utilizada por equipos de rescate en el terreno para localizar y auxiliar personas desaparecidas o con necesidades especificas. Gracias a la información recibida se actualiza un mapa con reportes de emergencias médicas, problemas de seguridad pública, y esfuerzos de rescate.

Rápidamente Ushahidi se dió cuenta de para mantener información actualizada era necesario contar un número corto que pudiera recibir mensajes locales. Con la ayuda del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ushahidi pudo conseguir el número local 4636 con el operador DigiCel.

Lo más interesante de este esfuerzo es que Ushahidi no esta localizado en un solo sitio, sino que esta formada por voluntarios trabajando 24 horas desde diferentes partes del mundo (desde Estados Unidos hasta Africa). Debido al gran volumen de reportes que se ha recibido el grupo de Ushahidi en Boston se acercó al MIT y Harvard para conseguir voluntarios que donaran su tiempo para el tratamiento de todos estos datos.

Entre los usuarios de Ushahidi en Haiti se encuentran: La Cruz Roja Internacional, United Nations Foundation, Clinton Foundation, Charity Water, FEMA, USAID y la Guardia Costera de los Estados Unidos.

Otro gran protagonista de este gran esfuerzo internacional es Google, quien a través de Google.org respondió a esta crisis con un sitio que permite efectuar donaciones a través de Internet y provée la información necesaria para ayudar y seguir lo que pasa en Haití.

Google entendió la necesidad de reagrupar familias después del terremoto, para esto creó la herramienta Person Finder que permite que la localización de personas y actualmente cuenta con más de 36,000 registros.

De esta manera, el Internet y las tecnologías móviles demuestran que pueden ser clave en momentos de crisis, no solo para coordinar esfuerzos en el terreno sino para sumar esfuerzos colectivos a nivel nacional e internacional con metas específicas.

Nota: Ushahidi esta buscando voluntarios para procesar los reportes recibidos vía SMS. Si estas interesado en ayudar, aquí puedes encontrar cómo.

Oscar Salazar. Experto en Tecnologías Móviles para el Desarrollo.