Recientemente han salido dos artículos académicos intentando explicar el impacto del tráfico de armas provenientes de Estados Unidos en el número de homicidios en nuestro país. Normalmente identificar una relación directa entre la venta de armas y los homicidios no es un trabajo sencillo. Sin embargo una política pública particular, estadounidense, le ha dado a los investigadores un punto de referencia que les permite avanzar en la identificación de este impacto.

En el año 2004 el gobierno estadounidense a nivel federal levantó la prohibición a la venta de “rifles de asalto” (sobre todo AK-47 y AR-15) que había durado desde 1994 (AWB por sus siglas en inglés). Incluso ha reconocido que al menos 60,000 armas fabricadas en Estados Unidos han sido localizadas en México desde el 2004. La extinción de la AWB rápidamente tuvo un impacto en la ventas de armas en los estados donde no se implementó una prohibición local, como lo fue en California, permitiendo el incremento en la venta de rifles de alto poder.

Leer más

Leer completo