El impuesto GAFA (en alusión a Google, Amazon, Facebook y Apple), recientemente aprobado en Francia, busca recaudar el 3% del ingreso que tienen empresas tecnológicas con ventas superiores a 750 millones de euros a nivel global y a 25 millones de euros en Francia.

Recientemente este tipo de impuesto ha cobrado más relevancia en la Unión Europea y otras partes del mundo, ya que se estima que hay discrepancia de imposición entre las empresas tradicionales y las digitales. La Comisión Europea estimó que las primeras pagan entre 20% y 23% de sus ingresos en impuestos mientras las segundas pagan entre 8% y 9%.  Otros países en Europa buscan aprobar impuestos similares: el Reino Unido busca gravar el 2% a las ganancias y en España la tasa Google propone el 3%. Por su parte, la OCDE ha sido uno de los principales impulsores en la materia a nivel internacional y se espera que para el 2020, sus países miembros logren establecer un acuerdo fiscal para las grandes compañías. Parte del acuerdo buscará gravar a dichas empresas considerando el lugar donde se generan los beneficios y no en los países donde tienen oficinas, para así lograr recaudar más ingresos en los países donde obtienen ganancias. En Francia, la recaudación esperada del impuesto GAFA para 2019 es de alrededor de 500 millones de euros y las principales empresas afectadas serían estadunidenses y algunas europeas, incluyendo la francesa Criteo.

En México hace unos días el presidente de la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados y miembro de MORENA, Alfonso Ramírez, declaró que la aplicación del IVA a las plataformas digitales en México ayudaría a equilibrar las finanzas públicas. En México, a diferencia del caso francés, el impuesto estaría dirigido a plataformas que ofrezcan compras en línea y no por un criterio de ingresos.

Ilustración: Víctor Solís

Para los gobiernos este tipo de impuestos puede traer más recursos al erario. No obstante, esto genera polémica, resistencia y consideraciones relevantes de mencionar para la economía de un país. Por ejemplo, países como Dinamarca, Finlandia y Suecia han manifestado su descontento argumentando que afectaría la competitividad y la innovación en la UE.  Por otra parte, este estudio de Deloitte plantea que el consumidor pagaría la mayor parte del gravamen. Un reciente artículo publicado por la escuela de negocios de Harvard cuestiona el impuesto GAFA por basarse en los ingresos y plantea ser más creativos en la creación de éstos. Finalmente, para el profesor francés Oliver Ramond, el rol del contribuyente es nebuloso y no es clara su responsabilidad en la determinación del impuesto francés. Por ejemplo, de acuerdo con el texto, Amazon Francia tendría que reportar el total de sus usuarios, sus ingresos y distinguir entre usuarios de Prime (Video y de aquellos que utilizan Prime para recibir artículos en su casa) para determinar así el total del impuesto, convirtiendo a la empresa en juez y parte.

La iniciativa propuesta por el diputado Ramírez todavía no es pública y por ende no se cuenta con información suficiente para analizar sus debilidades y fortalezas. Estamos ante una nueva realidad económica en donde muchas de las empresas digitales cada vez adquieren más relevancia económica y política a nivel global. Los impuestos internacionales a empresas digitales serán cada vez más comunes y es posible que en ellos puedan encontrarse muchas áreas de oportunidad para los gobiernos en su creación e implementación. México no será la excepción y tendrá la ventaja de tomar en cuenta casos de éxito internacionales y adaptarlos a un contexto local. La redistribución en un país con tantas desigualdades es necesaria, no obstante, también es importante fomentar la innovación, la creatividad y el crecimiento económico en el país. Esperemos que el contenido de la iniciativa anunciada vaya en ese sentido.

 

José Alfaro

Leer completo

septiembre 13, 2013

¿Cómo cambiará el Impuesto sobre la renta?

VS-Gutierrez308

Algo inesperado de la propuesta de reforma hacendaria del ejecutivo federal fue la cantidad de cambios que se proponen al Impuesto Sobre la Renta. De llevarse a cabo, los cambios propuestos supondrían la mayor modificación en los últimos treinta años al que es el impuesto directo más importante del sistema tributario mexicano (su recaudación representa alrededor de 5 por ciento del PIB).

Leer más

Leer completo

agosto 26, 2013

El consentimiento y la reforma fiscal

VS-Mauricio285

Uno de los postulados más interesantes de la nueva sociología fiscal es que la tributación no puede explicarse sólo por sus elementos coercitivos, sino que implica además un elemento voluntario, un cierto grado de consentimiento. Este consentimiento sería producto de un “contrato social”, una conflictiva negociación entre gobernantes y gobernados en un tiempo y lugar determinados. En términos de Margaret Levi, se pasa de hablar de los impuestos  como una forma de “depredación” a hacerlo  como un tipo de “conformidad cuasi-voluntaria”.

Leer más

Leer completo

diciembre 14, 2011

¿Quién lo hace mejor, el Teletón o el Estado?

El Teletón es un evento televisivo en el cual, durante varias horas, se realizan diversas presentaciones artísticas y reportajes con el fin de recaudar fondos para la caridad. Inspirado en el proyecto de Jerry Lewis (MDA Labor Day Telethon, 1952), varios países en distintos continentes han imitado este proyecto para recaudar fondos para personas con alguna discapacidad. En América Latina, la primera versión fue en Chile (1978), siendo Don Francisco (Mario Kreutzberger) quien encabezó esta iniciativa. Actualmente, el mismo presentador es quien lidera la Organización Internacional de Teletones, que agrupa a varios países de Iberoamérica y el Caribe.

En México, el primer Teletón se realizó en 1997, y desde entonces se han recaudado en total 4,635,617,823 pesos. Sin duda, el dinero y el proyecto Teletón tienen consecuencias positivas para muchas personas, en especial para las personas que padecen de alguna discapacidad y sus familias. Éstas pueden ser de manera directa (p.e. con la construcción de centros de rehabilitación en la cual pueden tratarse algunos de sus padecimientos) o de manera indirecta (p.e. gracias a la difusión masiva sobre los problemas que enfrentan muchas personas con discapacidad, generando mayor conocimiento y sensibilidad social sobre el tema). Además, es posible argumentar que en México este tipo de iniciativas son positivas, ya que pueden replicarse y ampliar la cultura filantrópica para otro tipo de proyectos. Otro aspecto positivo de iniciativas como el Teletón radica en los incentivos que otorgan al sector privado y a los mexicanos como individuos para donar y así deducir impuestos. De esta manera, la iniciativa privada, la filantropía y el gobierno pueden coexistir y complementarse, generando situaciones “gana-gana”.

A pesar de los aspectos positivos del Teletón, también es posible mencionar algunas críticas y, en particular, esclarecer la conexión de éstas con algunas fallas del Estado mexicano. Teletón no es una organización exenta de fallas importantes que deben ser llevadas al debate público para que las personas que pretendan realizar donaciones –y la opinión pública en general– cuenten con información completa sobre cuáles son sus verdaderos beneficios y alcances, así como sus defectos y áreas de oportunidad. Y, de la misma manera, se dirijan también los reflectores hacia la política social del Estado en materia de discapacidad, la cual –como argumentaremos- resulta insuficiente.

Fotografía de JEDIKNIGHT1970, bajo licencia de Creative Commons.

¿Son las donaciones más efectivas que los impuestos?

En México existe un impuesto directo para los asalariados (ISR) que puede llegar hasta el 30% sobre su sueldo. Los impuestos, en las democracias liberales redistributivas (directos e indirectos), sirven para financiar, entre otras cosas, servicios públicos, incluidos los servicios de salud y, en particular, servicios para las personas con discapacidad[1].

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de nuestro país atiende a las Personas con discapacidad a través del programa “Prevención, Rehabilitación e Inclusión Social de las Personas con Discapacidad y sus Familias”. En el año 2011, fueron destinados a este programa más de 13 millones y medio de pesos, y en lo que va del sexenio se ha destinado un presupuesto total de casi 256 millones de pesos.

Por su parte, el Teletón en 2011 recibió donaciones equivalentes a más de 470 millones de pesos y, de 2007 a la fecha, ha recibido casi 2,250 millones de pesos. Esto quiere decir que el Teletón reunió casi 35 veces más recursos económicos para las personas con discapacidad que lo que destinó el Congreso de la Unión al programa mencionado durante este año, y casi 9 veces más durante el periodo 2007-2011.

En consecuencia, es posible aseverar que el Teletón cuenta con recursos que en ocasiones superan a los del Estado para las personas con discapacidad, a pesar de que el último cuenta con una base de impuestos destinados para ese propósito.

Uso suficiente y eficiente de los recursos.

El pasado 3 de diciembre (mismo día del evento del Teletón), el Presidente Felipe Calderón anunció que el Gobierno Federal construirá en 2012 un centro de rehabilitación adicional en el Hospital General de México y una unidad oncológica en el Instituto Nacional de Pediatría. Es de reconocer la construcción de estos espacios. No obstante, el sector público puede destinar más recursos.

Así lo ha demandado también Federico Manuel Fleischmann Loredo, Premio Nacional de Derechos Humanos 2011, quien instó tanto a los legisladores, como al Presidente Felipe Calderón a mejorar la asignación presupuestal para el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de Personas con Discapacidad (CONADIS), ya que dicho organismo cuenta con un presupuesto de tan sólo 16 millones de pesos para el 2012, y éste resulta insuficiente para cumplir con las obligaciones establecidas en la nueva Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad. Si bien hay esfuerzos y trabajo por parte del Estado para asistir a las personas con discapacidad, pareciera que éstos son insuficientes frente a las necesidades de esta población en el país.

Por otra parte, a pesar de los esfuerzos, el Teletón tampoco cubre las necesidades para las personas con discapacidades. En México somos más de 112 millones de personas; de éstas, 4 millones 527 mil 748 personas tienen alguna discapacidad, es decir, el 4.03 por ciento de la población total [2]. En el año 2010, en el Teletón se atendieron solamente a 26,401 niños, lo cual equivale al 0.58 por ciento de la población con alguna discapacidad; mientras que el Estado atendió, en el mismo año, a casi 10 veces más personas con menores recursos.

Aunque el Teletón reúne cantidades tan grandes de recursos para destinarlos a la atención de niñas y niños con discapacidad, las cifras anteriores nos muestran que se atiende a una escasa proporción de la población con este problema; más aún si se toma en cuenta que las personas que sufren de discapacidad no son solamente niñas y niños, sino que en México hay también un gran número de adolescentes y adultos que forman parte de este sector. En contraparte, el DIF atiende a niñas, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores.

La diferencia principal entre los servicios prestados por el Teletón y el DIF, reside en que el primero da una mayor prioridad al desarrollo integral de los niños que atiende, es decir, que se concentra gran parte de sus esfuerzos en dar atención psicológica y espiritual tanto a los pacientes como a las familias; por su parte, el segundo, además de la atención a los pacientes, lleva a cabo otro tipo de proyectos para tener un mayor impacto social [3]. Sin embargo, es difícil saber en qué destina el Teletón sus recursos, ya que, a pesar de que su página web cuenta con un apartado de transparencia, éste es bastante general y no lleva a cabo un desglose detallado que informe cómo y en qué se está utilizando el dinero con el que cuenta la Fundación. Es decir, solamente se hacen públicos los grandes números de gasto pero no es posible saber si se están gastando en sillas de ruedas, camas o en aparatos y equipo, ni en qué cantidades.

En definitiva, no es labor del Teletón atender a todas las personas con discapacidad del país, su labor puede estar tan acotada como los objetivos de la fundación estén planteados. Simplemente, después de haber hecho algunas breves comparaciones de los recursos destinados al mismo problema por el Estado y por una organización privada de beneficencia, nos quedamos con dos cuestionamientos: ¿está el Estado destinando lo suficiente para esta causa, siendo una que afecta a un 4.03 por ciento de la población del país? Y ¿está el Teletón utilizando los fondos que recibe de manera eficiente? Consideramos que es pertinente analizar más a fondo estas preguntas, así como seguir reconociendo aciertos y también las críticas tanto al Teletón, como a las políticas públicas en México con el fin de mejorar y exigir mayores beneficios para la salud de las personas con discapacidades.

José A. Alfaro. Socio de DC Estrategia y Regina Pieck. Abogada del ITAM.


[1] Cfr. Esping Andersen “Options for Social Policy in Latin America: Neoliberal vs. Social Democratic Models” in Esping-Anderson, ed. Welfare States in Transition. London: Sagel, 1996.
[2]  Datos obtenidos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, INEGI.
[3] Según la información proporcionada en la página del Teletón, los recursos se destinan a las siguientes áreas: terapia física, terapia de lenguaje, terapia ocupacional, psicología clínica, atención familiar, integración social, proyectos especiales y terapias físicas (Fuente: http://www.teleton.org.mx/sistema-crit/como-funciona-el-sistema-crit/modelo-medico/areas-del-crit/). Por su parte, según las Reglas de Operación del Programa de Atención a Personas con Discapacidad 2011, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 31de diciembre de 2010 (http://dif.sip.gob.mx/wp-content/uploads/2011/01/MOD_ROP_DISCAPACIDAD_2011-DOF_311210.pdf), los recursos asignados al Programa de Atención a Personas con Discapacidad son destinados para capacitación, equipo para asistencia y rehabilitación, apoyos para personas con discapacidad en estado de emergencia (albergue, cuidados y alimentación), promoción de la salud de mujeres con discapacidad, medidas para apoyar el desarrollo integral de las familias, apoyo a organizaciones de la sociedad civil, estudios y proyectos sobre la discapacidad, deporte para personas con discapacidad y acciones de equipamiento, infraestructura y profesionalización para la atención de la discapacidad.

Leer completo

En un artículo publicado hace unos días Ciro Murayama cuestiona el uso que algunos contribuyentes hacen de las donaciones a organizaciones privadas de beneficiencia, como es el caso del Teletón. Más allá del argumento central del artículo sobre si el Teletón es filantropía o elusión fiscal, Murayama cita un documento poco conocido, publicado hace un par de años por la Auditoría Superior de la Federación: “Áreas de Opacidad y Riesgo en el Estado Federal Mexicano“. En él la ASF advierte el impacto que tienen la devolución de impuestos en las finanzas, pero en particular la concentración de las devoluciones fiscales entre los grandes contribuyentes. El documento dice:

  1. Entre los años de 2000 y 2005, las devoluciones de impuestos ascendieron a 679,691 millones de pesos, de los cuales, el 79% correspondió al IVA y el 15% al ISR. En 2005, estas devoluciones fueron de 149,850 millones de pesos, cantidad superior en 99% a la registrada en el año 2000.
  2. Las devoluciones de impuestos se encuentran altamente concentradas, lo que propicia una situación de privilegio que contraviene el principio de equidad fiscal. Se constató que en 2005, 4,132 grandes contribuyentes recibieron devoluciones por 106,520 millones de pesos, esto es, el 71% del total. De estos grandes contribuyentes, 398 de ellos concentraron el 77% del monto devuelto, y de éstos, 10 recibieron una devolución promedio de 1,742 millones de pesos cada uno. Se observó, adicionalmente, que en ese año, 50 grandes contribuyentes pagaron 74 pesos de ISR en promedio.
  3. Leer más

Leer completo

En días recientes el PRI y el PAN han sostenido un debate sobre la negociación del presupuesto del año que entra. El PRI sostiene que la negociación debe incluir una modificación en las transferencias totales que hace el gobierno federal a los estados, para que reciban más dinero los gobiernos estatales. El PAN sostiene que otorgar más recursos a los estados implicaría cortar el presupuesto de programas federales como Oportunidades, y que el verdadero objetivo es financiar la deuda que ha crecido de manera importante en los estados gobernados por el PRI.

La discusión es importante en un contexto más amplio en el que los gobiernos estatales cada vez gastan más recursos públicos en relación al gasto que hacen los distintos niveles de gobierno como se puede ver en la gráfica de abajo.

Fuente: Horacio Sobarzo, "Reforma fiscal y relaciones fiscales intergubernamentales"

Leer más

Leer completo

Foto: CNN/Expansión

Hace dos días en el New York Times, Warren Buffett el tercer hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, escribió un artículo de opinión, “Dejen de apapachar a los super ricos”, en el que argumenta que el congreso estadounidense debe cobrar más impuestos a los ricos en su país.

El texto de Buffett se publica en un contexto en el que hay una fuerte polarización entre el partido Republicano y el partido Demócrata debido a la situación fiscal de EU. Los demócratas entre otras cosas han intentado subir los impuestos a los más ricos, mientras que los republicanos, que tienen mayoría en la cámara baja, se niegan a hacerlo. El argumento de la derecha es que si se suben impuestos a los más ricos, estos dejarán de invertir y se perderán más empleos. El argumento de la izquierda (y del presidente Obama) es que si no se suben impuestos, no se puede invertir, generar empleos y reducir la deuda pública.

Buffett dice:

He trabajado con inversionistas por sesenta años y todavía tendré que ver a alguno…alejarse de una inversión sensible por el cobro de impuestos sobre la ganancia potencial. La gente invierte para hacer dinero, y los impuestos a pagar nunca los han asustado. Y para aquellos que argumentos que un incremento en los impuestos afectan para mal la creación de empleos, les hago notar que en total 40 millones de trabajos se crearon entre los años 1980 y 2000. Ustedes saben lo que ha pasado de entonces a la fecha: impuestos más bajos, y una creación de empleos más baja.

Leer más

Leer completo
Imagen: Viktor Vasnetsov

Imagen: Viktor Vasnetsov

Hace un par de días el Presidente Calderón, dio un discurso frente a empresarios alemanes en Berlín. En él da distintos argumentos sobre por qué México es un buen lugar para invertir, y hace particular énfasis con la cercanía geográfica e integración económica a Estados Unidos. A la mitad del discurso explica cómo el gobierno enfrentó la epidemia de influenza, y por qué la forma de hacerlo fue un acierto. A partir de ese ejemplo hace una analogía con el resto de los problema que tuvo que “enfrentar” México:

Yo puedo decirles, amigos, que el año pasado no sólo enfrentamos una crisis en materia de salud, como ésta, y la superamos, sino enfrentamos no cuatro, sino cinco Jinetes del Apocalipsis el mismo año.

Y esos jinetes fueron:

Uno, el propio virus de la influenza. No siempre ocurre que en tu país estalle, en la ciudad más grande, no sólo de México, sino del mundo, un virus como éste, nuevo, desconocido, y lo superamos.

Tuvimos la crisis económica misma, la crisis económica mundial. La economía de México estaba muy cerca del epicentro, muy cerca del ojo del huracán, Estados Unidos; caímos seis y medio por ciento. Incluso, hace un año la tasa de caída en México era diez, más de diez por ciento anual; sin embargo hoy estamos superando.

Tuvimos, obviamente, la crisis derivada de la violencia que los grupos del crimen organizado desarrollan unos frente a otros, fundamentalmente y que afecta a algunas zonas del país, pero los hemos enfrentado también con determinación.

Tuvimos también la peor sequía, la segunda sequía peor en casi 70 años.

Y, quinto. La mayor caída en la producción de petróleo en México en toda la historia.

La referencia biblica puede ser desafortunada por distintas razones, entre ellas describir varios problemas en México como producto de la Providencia, y por tanto imposibles de adjudicar responsabilidad sobre ellos. Pero más allá de la implicaciones del discurso, ¿es precisa la analogía que hizo el Presidente? El capítulo sexto del Apocalipsis de La Biblia, que publica el Vaticano en una traducción Argentina, dice:

1 Después vi que el Cordero abría el primero de los siete sellos, y oí al primero de los cuatro Seres Vivientes que decía con voz de trueno: «Ven».

2 Y vi aparecer un caballo blanco. Su jinete tenía un arco, recibió una corona y salió triunfante, para seguir venciendo.

3 Cuando el Cordero abrió el segundo sello, oí al segundo de los Seres Vivientes que decía: «Ven».

4 Y vi aparecer otro caballo, rojo como el fuego. Su jinete recibió el poder de desterrar la paz de la tierra, para que los hombres se mataran entre sí; y se le dio una gran espada.

5 Cuando el Cordero abrió el tercer sello, oí al tercero de los Seres Vivientes que decía: «Ven». Y vi aparecer un caballo negro. Su jinete tenía una balanza en la mano;

6 y oí una voz en medio de los cuatro Seres Vivientes, que decía: «Se vende una ración de trigo por un denario y tres raciones de cebada por un denario. Y no eches a perder el aceite y el vino».

7 Cuando el Cordero abrió el cuarto sello, oí al cuarto de los Seres Vivientes que decía: «Ven».

8 Y vi aparecer un caballo amarillo. Su jinete se llamaba «Muerte», y el Abismo de la muerte lo seguía. Y recibió poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar por medio de la espada, del hambre, de la peste y de las fieras salvajes.

El caballo blanco representa, la victoria (la extensión de la fe cristiana en términos bíblicos), el caballo rojo representa la guerra, el caballo negro la hambruna, y el caballo amarillo la muerte.

En resumen,los jinetes del apocalipsis representan

  • Victoria
  • Guerra
  • Hambre
  • Muerte

Felipe Calderón, mencionó sequía (hambruna), crimen organizado (guerra), influenza (muerte), la crisis económica global, y la caída en la producción petrolera. Los dos últimas no tienen analogía posible con los Jinetes del Apocalipsis. Así que pese a que el Presidente haya declarado que “enfrentamos no cuatro, sino cinco Jinetes”, su afrenta bíblica sólo fue contra tres Jinetes. No es casualidad que el Presidente  justifique la situación económica del país de la misma manera que un “Jinete del Apocalipsis” analogía posible con una sequía o una epidemia. El filósofo italiano Giorgio Agamben, en su libro, El Reino y la Gloria: una genealogía teológica de la economía y el gobierno (2008) encuentra que la descripción liberal de los mercados, el mercado que se auto-regula, tiene un origen en el “paradigma providencial”:

Christian Marouby ha mostrado la importancia del concepto “economía de la naturaleza” en Adam Smith. Cuando esta aparece por primera vez en la Teoría de los Sentimientos Morales (1759) sus vínculos con el paradigma providencial son completamente explícitos. Smith no sólo se sirve de él para expresar el nexo que el “autor de la naturaleza” ha establecido entre causas finales y causas segundas, fines y medios, sino que, más en general, subraya muchas veces la afinidad entre su concepción y el paradigma providencial. Smith se refiere a los antiguos estoicos (“Los antiguos estoicos creían que el mundo era gobernado por la providencia omnipotente de un Dios sabio, poderoso y bueno, de modo que todo acontecimiento debía ser considerado como parte necesaria del plan del universo, tendiente a promover el orden y la felicidad general del todo; que los vicios, las locuras del género humano son partes necesarias de este plan del mismo modo que su sabiduría y su virtud; que, a través del arte imperecedero que hace salir al mal del bien, vicio y virtud colaboran en igual medida en la prosperidad del gran sistema de la naturaleza”) pero Perrot ha demostrado la influencia que sobre su pensamiento han ejercido sobre todo autores franceses como Mandeville, Malebranche, Pierre Nicole y Pascal. El célebre pasaje según el cual : “no es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que esperamos nuestro almuerzo, sino por el cuidado que ellos tienen de sus propios intereses” deriva según Perrot de Nicole y Pascal; y en esta perspectiva debería ser indagada la célebre imagen de la “mano invisible”.

“Todo Individuo (…) dirigiendo su industria con el objeto de acrecentar en lo posible el valor de su producto, no piensa sino en su interés; pero en esto, como ocurre a menudo, es conducido por una mano invisible hacia un fin que no estaba en absoluto en sus intenciones y no esta dicho que sea un mal para la sociedad que el ignore este fin”

Que la metáfora tiene un origen teológico esta fuera de duda. Aunque la procedencia inmediata deba buscarse probablemente en autores cronológicamente más cercanos a él, nuestra investigación sobre la genealogía del paradigma económico nos ha conducido a encontrarnos casualmente con la misma imagen. En Agustín, Dios gobierna y administra al mundo, de las cosas grandes a las pequeñas, con un gesto oculto de la mano

La pregunta pare Felipe Calderón es: ¿si la situación económica depende de la Providencia, también las respuestas y soluciones posibles se las deberemos a ella?

Leer completo
Foto: Thomas Roche

Foto: Thomas Roche

La Suprema Corte de Justicia inició, hace apenas algunos días, su primer periodo de sesiones de este año. En su discurso de apertura, el ministro presidente Guillermo Ortiz Mayagoitia señaló los casos más relevantes que definirán la agenda de trabajo de nuestro tribunal constitucional en los siguientes meses. Los asuntos abarcan temas variopintos y de enorme trascendencia para la vida social, económica y política del país. Aquí un breve muestrario de tales asuntos –que serán, por cierto, un excelente examen para calificar las capacidades y la posición ideológica de los nuevos ministros Luis María Aguilar y Arturo Zaldívar-.

  • Caso ABC. (facultad de investigación 1/2009) La Corte tendrá que definir los alcances de su investigación respecto a las posibles violaciones de derechos fundamentales en el incendio que sufrió la guardería ABC en Hermosillo, Sonora. El objetivo de esta investigación, hay que recordar, se determinó a partir de nueve puntos clave, entre los que destaca: 1) analizar el marco jurídico relativo a los servicios de guardería y, en este sentido, determinar los grados de responsabilidad entre las diversas autoridades encargadas de implementar la política pública de guarderías; 2) investigar el origen y situación de los convenios de subrogación celebrados por el IMSS con patrones que tienen instaladas guarderías en sus establecimientos y con aquellos particulares no patrones; 3) analizar si con la conducta de los funcionarios encargados del buen funcionamiento de las guarderías, las consecuencias del accidente ocurrido en la guardería ABC pudieron haberse evitado y, en este sentido, salvado la vida e integridad de los niños que se encontraban en tales instalaciones.
  • Caso IETU (amparo en revisión 406/2008 y otros) e IDE (amparo en revisión 1187/2008 y otros). El primer caso, se refiere a más de treinta mil demandas de amparo promovidas en contra del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) en el año 2008. Estos amparos fueron rechazados en primera instancia, motivo por el cual ahora la SCJN tendrá que determinar si es inconstitucional o no este impuesto y, en su caso, exigirle a la Secretaría de Hacienda (SHCP) la devolución de aproximadamente setenta mil millones de pesos. En el segundo asunto, la Corte tendrá que resolver un conjunto de amparos en contra del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, el cual consiste en gravar con una tasa del dos por ciento aquellos depósitos bancarios en efectivo que, realizados en una misma institución financiera en el transcurso de un mes, excedan los veinticinco mil pesos. En ambos casos, la Corte celebrará audiencias públicas –como lo hizo en el caso de la despenalización del aborto hasta las 12 primeras semanas de gestación en el Distrito Federal- para que las partes puedan defender sus respectivas posiciones. Sobra mencionar que el impacto económico de estas resoluciones de la Suprema Corte (independientemente del sentido en que se decidan) será mayúsculo, sobre todo considerando que ambos impuestos fueron fortalecidos por el Congreso de la Unión para el año fiscal de 2010.
  • Caso Reforma Constitucional Local – Derecho a la Vida desde la Concepción (controversia constitucional 62/2009  y acción de inconstitucionalidad 11/2009). Se trata de un tema siempre peliagudo en cualquier sociedad y que en el contexto mexicano ha propiciado un debate sobre las posiciones ideológicas y el pragmatismo de las fuerzas políticas que impulsaron estas reformas constitucionales locales. Así, en este escenario, la Corte tendrá que resolver, por un lado, una controversia constitucional que cuestiona la reforma a la constitución local del estado de Guanajuato, que estableció en su artículo 1º (párrafo segundo) el derecho a la vida desde la concepción y, por el otro, una acción de inconstitucionalidad que somete a escrutinio la reforma a la constitución local del estado de Baja California, la cual estableció también en su artículo 7º (primer párrafo) el derecho a la vida desde la concepción. Ambas resoluciones servirán de precedente, y de parámetro de constitucionalidad, de otras reformas a constituciones locales que han establecido el derecho a la vida desde la concepción en términos muy similares.
  • Caso ‘Antitabaco’ (amparo en revisión 56/2009 y otros). La Corte tendrá que resolver un conjunto de juicios de amparo que impugnan la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores (y su reglamento), así como la Ley para el Funcionamiento de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal. Lo más interesante de este abultado grupo de juicios de amparo es que la Suprema Corte tendrá que pronunciarse sobre la relación que debe existir entre los valores del derecho a la salud y el derecho a la no discriminación.

Saúl López Noriega. Profesor de tiempo completo del Departamento de Derecho del ITAM.

Leer completo

Gracias a la propaganda del gobierno, es ampliamente conocido que el Paquete Económico 2010 propuesto por el Presidente Felipe Calderón contenía una nueva contribución de 2% cuya recaudación se utilizaría, supuestamente, para el combate a la pobreza en el país. Lo que pocos saben, sin embargo, es que el Paquete también contenía una serie de propuestas de nuevos impuestos que parecían estar diseñados para combatir también a la clase media nacional.

La semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó finalmente la Ley de Ingresos. En la versión aprobada se excluyó el llamado impuesto anti-pobreza, aunque se incluyeron la mayor parte de los impuestos anti-clase media propuestos por el Ejecutivo. Dentro de éstos impuestos destacan el aumento al Impuesto sobre la Renta (ISR) para todas las personas que ganan más de 4 salarios mínimos y un Impuesto a las Telecomunicaciones del 3%.

Con respecto al aumento al ISR, uno se pregunta por qué lo diseñaron como lo hicieron. De acuerdo a la propuesta del Ejecutivo y a lo aprobado por la Cámara de Diputados, el ISR pasará de 28 a 30% de manera temporal (de 2010 a 2012) para todos aquellas personas que ganan más de 4 salarios mínimos, es decir, para aquellos que ganan más de $6,663 pesos mensuales. Este monto de ingresos, por cierto, es insuficiente para que una familia de 4 personas no sea considerada en situación de pobreza patrimonial (se requerirían alrededor de 8 mil pesos al mes para que no fuera considerada pobre). Ahora bien, según el propio dictamen de la iniciativa, el 61% de la recaudación por este concepto provendría del 7.7% de los asalariados que percibe más de 20 salarios mínimos mensuales. Así pues, uno se pregunta porque deben pagar más impuestos las personas o pequeños productores que perciben ingresos relativamente bajos o de nivel medio (a menos claro, que se considere que 4 salarios mínimos es mucho) y por qué no se concentra la aplicación del impuesto únicamente en los sectores de la población de mayores ingresos lo que, de paso, no solo aumentaría la recaudación sino que también ayudaría a reducir los abrumadores indicadores de desigualdad que han caracterizado históricamente al país. Es por ello que una alternativa a esta medida sería aumentar el ISR únicamente a las personas que obtienen ingresos por encima de, digamos, 20 ó 30 salarios mínimos. Al hacer esto se obtendría una recaudación menor a la que se plantea recaudar ahora, pero se fortalecería la progresividad en la estructura del impuesto sobre la renta.

Por otro lado, con respecto al impuesto a las telecomunicaciones (telefonía fija, celular, TV de paga e Internet) es importante señalar que éstas de por sí ya son demasiado caras en México como resultado de la escasa competencia y de la mala regulación en el sector. Esto ha implicado que el acceso a estos servicios en el país sea relativamente limitado, con lo que se ha excluido a un gran segmento de la población que podría beneficiarse de un mejor acceso a estos servicios. Así, de acuerdo a una encuesta reciente (Septiembre, 2009) realizada por la empresa Consulta-Mitofsky, apenas en el 56.6% de los hogares se contaba con servicios de telefonía celular, en 48.6% con telefonía fija, en menos de una cuarta parte de los hogares se cuenta con acceso a televisión de paga (23.6%) y menos de una quinta parte tiene acceso a servicios de internet (18.6%). Por cierto que, de los usuarios regulares de internet, el 40% declaró utilizarlo para el trabajo y el 25% para la escuela.

Es claro que por los elevados costos de las telecomunicaciones en México, la mayor parte de los usuarios actuales de estos servicios son los hogares de mayores ingresos en el país, sin embargo, precisamente por tratarse de servicios asociados a la diversión, entretenimiento, educación, comunicaciones y tecnología, lo deseable sería que el acceso a estos servicios fuese mayor y no menor, que fuese más democrático no más restrictivo. Es por ello que un impuesto adicional del 3% en estos servicios limitaría aun más el acceso a éstos y afectaría directamente a la clase media actual y a la clase media baja que tendrían que destinar recursos adicionales en este tipo de servicios para evitar que la brecha tecnológica entre ellos y las personas de mayores ingresos sigan en aumento.

En suma, tanto la Ley de Ingresos propuesta por el Ejecutivo como la finalmente aprobada por los diputados, están basadas en el mismo principio: aumentar la carga impositiva a los sectores de siempre, es decir, a los contribuyentes cautivos y a la ya de por sí mermada clase media. Mientras tanto, otras propuestas alternativas como la de aplicar un impuesto a las transacciones financieras (como ahora ya se está haciendo en Brasil), al patrimonio (lo que hubiera sido realmente una reforma progresiva), a las ganancias en la bolsa o a los dividendos (los cuales, si hubieran estado bien diseñados, se habrían convertido en impuestos dirigidos exclusivamente al segmento de la población de mayores ingresos en el país), se quedarán guardados para una mejor ocasión, es decir, para aquella en la que en lugar de aplicar impuestos para combatir a la clase media realmente se busque implementar una reforma fiscal integral que elimine los privilegios y que combata, de fondo y de lleno, a la desigualdad.

Gerardo Esquivel. Profesor-Investigador del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México.

Leer completo