octubre 24, 2016

¿Es posible regular el internet?

El internet ha replanteado la forma en la que recibimos y procesamos la información y por ende cómo entendemos al mundo. Nos encontramos frente a cambios conceptuales y estructurales de tal magnitud que carecemos de los conceptos necesarios para identificarlos y entenderlos. Aún no tenemos el aparato crítico necesario para nombrar y definir los problemas que este fenómeno tecnológico va presentando.

Leer más

Leer completo
Leer completo

marzo 31, 2014

Enrique Peña Nieto contra el internet

internet

Existen grandes inercias que arrastran la discusión pública sobre la iniciativa de Ley de Telecomunicaciones que envió el gobierno federal al Congreso y que la limitan a aspectos muy puntuales: regulación a la concentración, apertura de la radiodifusión, calidad en servicio, cobertura y pluralidad en contenidos. Cosa que no sorprende a la vista de las tendencias históricas que han mantenido a este país como un ejemplo de lo que no se debe hacer si es que se pretende el desarrollo del sector. Sin embargo, lo que la iniciativa plantea para el internet y los derechos que ejercemos en las redes, cuando es de los aspectos más alarmantes a tener en cuenta, se ha (lo han) mantenido al margen.

Leer más

Leer completo

enero 20, 2014

¿Internet democrático o de libre mercado?

internet

El martes 14 de enero, la Corte Federal de Apelaciones del Distrito de Columbia (Estados Unidos) emitió un fallo que modifica el modelo de Internet abierto de la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission o FCC).

El Internet abierto o neutralidad de la red evitaba la discriminación de la información transmitida en Internet por parte de las compañías proveedoras. Es decir, todos somos iguales en la red: si nos podemos conectar, tenemos acceso a la misma información que los demás.

Leer más

Leer completo

mayo 17, 2013

¿Qué pensar de lo que se piensa sobre Internet?

inermap

Un poco más de dos mil millones de personas en el mundo tienen acceso a Internet, difícilmente podríamos seguir diciendo que se trata de una burbuja, si bien en países como el nuestro es un privilegio contar con Internet en casa, la idea de los seres digitales completamente conectados parece estar más cerca de la realidad ¿Qué pensar entonces de Internet? ¿Cómo pensarlo?

El 30 de abril de 1993 cuando la web fue puesta en el dominio público, significó el punto de partida de un barco del que se ignoraba su puerto de llegada, hasta hoy ese horizonte parece brumoso. Internet creció de manera vertiginosa en los años siguientes: los servicios financieros, el comercio electrónico, los blogs, los medios digitales, las redes sociales, la televisión en línea, los pagos sociales, los datos abiertos y un largo etcétera que se suma todos los días a un ecosistema basado en la confianza y combustible para la innovación.

La literatura nos ofrece algunas pistas sobre cómo pensar Internet pues la plataforma fácilmente desbocó a entusiastas y a críticos sobre su futuro. Pienso en dos libros que en esos primeros años marcaron la discusión sobre el tema, el primero es Technopoly: The Surrender of Culture to Technology (1993) de Neil Postman, en él Postman logra hacer una crítica social sobre las consecuencias de nuestra aparente rendición a la tecnología y cómo ésta logra de alguna manera volverse en nuestra contra, en su argumento señala los tres estadios de la relación entre la cultura y la tecnología: el uso de la herramienta, la tecnocracia y la tecnópolis como lente para observar el impacto de las computadoras en la sociedad estadounidense, al final propone un nuevo modelo de educación que replantee la relación con la tecnología. En el lado contrario, con un par de años de diferencia, se encuentra Being Digital (1995) de Nicholas Negroponte, el artífice del laboratorio de medios de MIT, que parte del punto contrario, asume que hay un miedo a la tecnología y a lo largo del libro intenta predecir lo que sucedería con la digitalización del mundo, pues lo ve como un hecho inevitable, desde la historia del desarrollo del CD-ROM hasta la web pasando por un énfasis en las diferencias entre bits y átomos, Negroponte de cierto modo funda una escuela de pensamiento sobre lo digital.

Leer más

Leer completo

Un apagón del internet, suena apocalíptico y sin embargo no lo es, un montón de sitios de internet a convocatoria de reddit y wikipedia estarán off line durante 24 horas en protesta a dos leyes presentadas en el congreso de Estados Unidos: SOPA (Stop Online Piracy Act) presentada el pasado octubre en la cámara de representantes y PIPA (Protect IP Act) presentada en mayo en el Senado (aquí una explicación en manos de Mafalda).

La pregunta es ¿cómo hemos llegado a esto? Una forma de verlo es a través de los hechos específicos que han desembocado en esta protesta, a saber: la presentación de las citadas leyes, las críticas a las mismas y una protesta que refuerce éstas. Otra forma de verlo, y que me gusta más, es que se trata de algunos destellos de una aparentemente intangible batalla cultural, la de este siglo, que se gesta desde hace años en la red. Si se piensa lo primero, estos actos carecen de relevancia, si en cambio se piensa lo segundo, se puede entender la trascendencia del fenómeno.

Cuando hablo de una batalla cultural me refiero a esta crisis entre generaciones, una ruptura de pensamiento y forma de entender al mundo que gracias al internet se amplifica y pone en aprietos a aquellos que se rehusan a reconocer su valor transformador. En lo particular me atrevo a pensar que la propiedad intelectual (lo que sea que signifique, y no puedo evitar pensar en los memes y Dawkins) y su defensa a través de la ejecución de la ley y la aplicación de penas, en la era del internet (una copia por sí mismo), será una batalla de proporciones épicas que incluirá bits y balas.

Leer más

Leer completo

noviembre 29, 2010

Wikileaks y el periodismo

jou

En el número de la primera semana de junio de la revista  New Yorker, salió publicado un largo perfil sobre Wikileaks y su fundador Julian Assange. Antes de las últimas filtraciones publicadas por la página con los cables diplomáticos del gobierno estadounidense, estaba pasando algo poco común en la prensa. La información alrededor de Wikileaks, no sólo trataba del contenido difundido, sino del medio por el que se difundía y la relación con otros medios de comunicación. Es decir, entre una y otra filtración importante de Wikileaks, el medio era la nota, no el contenido. Aquí algunas razones de por qué no sólo el contenido es importante sino la forma en la que ha sido revelado.

Al New Yorker, Assange le dijo sobre el periodismo:

Quiero montar un nuevo estándar:’el periodismo científico’. Si publicas un documenta sobre el ADN, estás obligado, por todos las revistas académicas de biología buenas, a entregar los datos con los que informaste tu investigación–con el objetivo de que otras personas puedan replicarlo, checarlo, y verificarlo. Entonces algo así se necesita hacer con el periodismo también. Hay una desequilibrio de poder inmediato, pues los lectores no pueden verificar lo que se les está contando, y eso provoca abusos.

Ser absolutamente imparcial es ser un idiota. Esto querría decir que tendríamos que tratar el polvo en la calle igual que a las personas que han sido asesinadas.

Leer más

Leer completo

emersonHace un par de semanas en El País, Ernesto Hernández Busto, publicó un artículo en el que señala cómo algunas de las consecuencias de la expansión de Internet y en particular Facebook (no todas las redes sociales funcionan igual), es lo que se entiende por “amistad” y “amigos”, e incluso, se aventura a decir que la naturaleza de “los vínculos interpersonales” está cambiando a partir de Internet. Su preocupación central parte de la definición de amistad de Aristóteles:

Quien se asome a la pequeña teoría de la amistad que esboza Aristóteles en su Ética a Nicómano, encontrará, por ejemplo, cosas muy preocupantes en la era de Facebook: “¿Cómo se puede dar el título de amigos a gente cuya reciprocidad de sentimientos no se conoce? Para que sean verdaderos amigos, es preciso que tengan los unos para con los otros sentimientos de benevolencia, que se deseen el bien, y que no ignoren el bien que se desean mutuamente”. La verdadera amistad, nos explica el filósofo, es rara, lleva tiempo y requiere de la virtud compartida. Los buenos amigos son pocos por la naturaleza misma de ese sentimiento, cuya señal más cierta, nos asegura, es la “vida común”.

Sin embargo, sería más interesante entender por qué Aristóteles creía necesario hacer una definición de la amistad. Es decir, si en épocas tan distantes y tecnológicamente distintas en las que “los vínculos interpersonales” tiene un valor comunitario tan importante,  ¿por qué había una preocupación por el “verdadero” significado de la amistad?

Leer más

Leer completo

mentiraHace un par de meses el periódico El Universal, publicó una nota (aquí otra nota con el mismo tipo de comentarios) en la que la redacción del periódico expresa preocupación e incluso reprueba el tono de los comentarios que los lectores del propio periódico escribieron en las notas relacionadas el secuestro de Diego Fernández de Cevallos. El periódico dice enfrentarse a un dilema ético en el que se confrontan el valor de la libertad de expresión con el rechazo a la intolerancia. De manera esperada, esta nota generó cientos de comentarios, algunos realmente agresivos. Hace unos días tras el anuncio de la designación de Mony De Swann como comisionado de la COFETEL, en la nota de la versión online del periódico se publicaron varios comentarios anti-semitas. Estos, después de unas horas, fueron removidos o por los administradores de la página, o por usuarios que tienen la posibilidad de calificar un comentario como “inadecuado”. El sábado pasado José Antonio Aguilar Rivera, publicó un texto en El Universal, en el que califica la publicación de este tipo de comentarios como “democratismo”, en el cual “hemos confundido la libertad de expresión con la falta de responsabilidad individual y colectiva”, y cuestiona el valor democrático de este tipo de foros abiertos en los periódicos online. El mismo día, en su artículo Gabriela Warkentin, coincide con Aguilar Rivera, y llama a buscar nuevas reglas para un nuevo fenómeno en el cuál es valiosa la apertura de nuevos canales de participación y expresión, pero que no vienen sin consecuencias negativas.

Leer más

Leer completo

carr

Hace unas semanas salió el libro de Nicholas Carr, The Shallows: what the Internet is doing to our brains (Lo superficial: lo que el Internet le está haciendo a nuestros cerebros), que trata de los efectos que el Internet está teniendo en el cerebro humano. El autor por primera vez abordó el controvertido tema en un artículo publicado la revista The Atlantic, “Is Google making us stupid?” (¿Google nos está volviendo estúpidos?). En él argumenta que Google, y el Internet en general, está haciendo que las personas lean de manera superficial y tengan menor capacidad para poner atención de manera continua en textos largos. Esto se debe a que el acceso a información no necesariamente incrementa el conocimiento, y por el contrario debido a la “superficialidad” con la que se lee en Internet reduce la capacidad para generar conocimiento (aunque es curioso que Carr tiene un blog lleno de hiper-vínculos y textos cortos). En la misma revista, un año después, Jamais Cascio contestó a Carr con el texto “Get Smarter” (Vuélvete más listo) argumentando que por el contrario el Internet y algunos medicamentos están haciéndonos más listos y aumentando las capacidades de nuestros cerebros. La reseña del libro de Carr publicada hace unos días en el New York Times, asume la misma posición y cita algunos estudios que muestran que los jugadores de videojuegos están más alerta después de jugar.

Leer más

Leer completo